Top de la pagina

De Viaje

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
13 de octubre de 2013
De Viaje
 

Mannheim, Alemania: La Gran Manzana del Rin

Esta ciudad sirvió como hogar para muchos militares puertorriqueños durante el tiempo en que estuvo abierta la base norteamericana U.S. Army Garrison Mannheim

 

Por Wanda Mártir Especial para De Viaje

981443

Cuando se camina por las calles de Mannheim parece que uno lo está haciendo por Nueva York. El trazado cuadricular de las calles de esta ciudad alemana le confiere un aura neoyorquina y la convierten en toda una rareza en Europa.  

Uno podría pensar que la ciudad entre el Rin y la desembocadura del río Neckar se inspiró urbanamente en la Gran Manzana, pero lo cierto es que su centro cuadriculado se comenzó a desarrollar en el 1606, partiendo de lo que hoy es el Palacio de Mannheim, el palacio barroco más grande de Alemania y el segundo de Europa.

Aunque en Mannheim no abundan los edificios altos, su parecido con Nueva York se deja ver en muchos otros aspectos. Por ejemplo, el Luisenpark, un enorme parque botánico en pleno centro de la ciudad, recuerda al Central Park. Así mismo, la multiculturalidad que se encuentra en sus calles compartidas por personas de más de 160 naciones, su fascinación por la música, su aura de pionera empresarial y su afición por el béisbol, convierten a Mannheim en una Gran Manzana a orillas del Rin.

Sazón boricua en Mainnheim

Para muchos boricuas, la ciudad de Mannheim no es una desconocida. Aunque su protagonismo en las guías de viajes europeos es menguado, muchos soldados boricuas que han estado destacados en el ejército americano en Alemania y sus familiares, posiblemente, la han visitado o han residido aquí. 

Con el cierre en el 2011 de la base U.S. Army Garrison Mannheim, unos 8,000 soldados americanos y puertorriqueños abandonaron la ciudad, dejando un rastro que aún se reconoce. No es una casualidad que en el país del fútbol, Mannheim albergue al equipo de béisbol los Tornados, el más antiguo de Alemania. Tampoco que el deporte que popularizaron los soldados americanos se juegue aquí en el estadio Roberto Clemente Field. El pelotero boricua es aún idolatrado por los fanáticos alemanes de este deporte. 

Localizada a poco más de media hora del Aeropuerto Internacional de Fráncfort, Mannheim y su moderna estación de trenes (Hauptbahnhof) son punto neurálgico en la red de trenes rápidos (ICE) de Alemania. Desde aquí se alcanzan rápidamente las capitales más turísticas del país como Heidelberg o Stuttgart, así como hermosas regiones naturales como el Bosque del Palatinado (Pfälzerwald), la Selva de Oden o la Selva Negra, así como regiones vinícolas como la Ruta Sureña del Vino (Südlichen Weinstraße/ Pfalz).

Boricua en Mannheim

Aunque a sus 82 años ya los paseos turísticos no son tan frecuentes, para el caborrojeño  Andrés Silvestry, la ciudad de Mannheim se ha convertido en su segundo terruño. Luego de 30 años como militar activo, y otros 15 trabajando para el ejército americano en Mannheim, don Andrés decidió permanecer aquí junto a su esposa Helga, que proviene de la vecina ciudad de Ludwigshafen. La cercanía de su hijo Stephan y de su nieta y el carácter amistoso de los nativos de Mannheim cimentaron su decisión.

“Este es el mejor sitio al que llegué a lo largo de mi vida como soldado”, relató don Andrés y aprovechó para compartir con De Viaje algunas recomendaciones sobre este destino. “En Mannheim tenemos muchos parques como el Luisenpark y el Herzogenriedpark que nos encanta visitarlos. Además, la transportación pública es una de las mejores de Alemania. A nuestra edad no es sencillo moverse, pero con el tranvía y el tren se llega sin problemas hasta Heidelberg o Ludwigshafen”.

Ciudad cuadrada

Orientarse al recorrer la “Quadratestadt” o ciudad cuadrada de Mannheim no fue complicado para el boricua que encontró el diseño de las calles parecido al de las ciudades americanas. El centro de Mannheim tiene forma de herradura dividida en dos mitades con 144 cuadrados ordenados en letras y cifras  (D4 / 1-7 son el nombre de la calle y los números de las casas en esa cuadra).

El Luisenpark, uno de los lugares predilectos de don Andrés, es un parque citadino de 41 hectáreas que le ofrece al visitante variadas atracciones y bellísimos jardines, incluyendo un jardín chino y una colección de gigantescos helechos. La vista desde el restaurante giratorio de la torre de telecomunicaciones de 205 metros de altura que se levanta en sus terrenos es espectacular.

Palacio de Mannheim

Otra de las atracciones recomendadas por don Andrés es la visita al Palacio de Mannheim, (Schloss Mannheim), el palacio barroco más grande de Alemania. La antigua residencia de los príncipes electores de la Palatina tiene un tamaño equivalente a la longitud de siete calles (440 metros) y está segundo en tamaño detrás del Palacio de Versalles, en Francia.

Con  mucha atención a los detalles y a la historia, el Palacio de Mannheim fue reconstruido en la década de 1960 luego de haber sido bombardeado durante la Segunda Guerra Mundial. Hoy, sus “Rittersaal” y “Thronsaal” o sala de los caballeros y sala del trono, deslumbran a los visitantes. Varios de los recintos del palacio albergan hoy la sede de la Universidad de Mannheim, así como un museo dedicado al Barroco y a la dinastía de los príncipes del Condado Palatino del Rin (Kurpfalz). 

Esta dinastía europea transformó a Mannheim en un importante centro cultural europeo promoviendo la música, las ciencias y la literatura. Una placa en el Palacio recuerda, por ejemplo, las estadías en la ciudad de Wolfgang Amadeus Mozart, aprendiz de las técnicas orquestales que se desarrollaron aquí en el siglo XVIII y que hoy se conocen como la “Escuela de Mannheim”.

La música, esta vez la pop, sigue influyendo la realidad de Mannheim. Las influencias de la Popakademie Baden-Württemberg, una universidad dedicada a la música popular, y la multiculturalidad latente de la ciudad han provisto un campo fértil para el éxito internacional de grupos e intérpretes alemanes como los Söhne Mannheims y Xavier Naidoo.

Pero para el hijo de pescadores de Puerto Real, en Cabo Rojo, la mezcla de culturas se hace patente caminando por las calles de la ciudad y disfrutando del bullicio, casi niuyorquino, que aquí se vive.

Ciudad multicultural

El “downtown” de Mannheim, como lo llama el militar retirado, está repleto de tiendas y de restaurantes turcos, tailandeses o italianos. Su multiculturalidad se saborea mejor frente a una copa del “Spaghettieis”, una mezcla de helado, inventada en Mannheim, a base de vainilla mezclado con crema, salsa de fresa y chocolate blanco raspado que se asemeja a un plato de espaguetis con salsa de tomate. 

Otra mezcla, esta vez cultural, que el viajero puede experimentar en Mannheim, es la visita al mercado agrícola que se organiza en la Marktplatz o Plaza del Mercado. Decenas de puestos ofrecen aquí delicias gastronómicas alemanas y europeas, turcas y orientales frente al rojo edificio adosado y barroco que alberga la antigua alcaldía o Altes Rathaus y la Iglesia de San Sebastián, la más antigua de la ciudad.

La cultura se vive también en Mannheim a lo largo de su Milla de la Cultura (Kulturmeile Mannheim) un céntrico bulevar adornado de antiguos árboles y unas 60 esculturas monumentales, cuya ruta se orienta en sus principales museos como el Tecnomuseum o los Museos Reiss-Engelhorn.

Por último, en una exploración de la ciudad no debe faltar una visita a su histórica Friedrichsplatz. En esta hermosa plaza encontrará el símbolo de Mannheim, su “Wasserturm”, una torre de agua monumental del 1889 y un lugar lleno de historia Desde aquí partió Bertha Benz, esposa del inventor y fabricante de autos Carl Benz en el primer viaje de larga distancia (55 millas y 12 horas de Mannheim a Pforzheim) que se hiciera en un automóvil.  Su viaje, a escondidas del marido, ayudó decisivamente a fomentar la popularidad del automóvil. Son muchas las historias y lugares que Mannheim tiene para ofrecer al viajero curioso. En los 30 años que lleva don Andrés viviendo aquí aún su ciudad adoptiva le regala, de vez en cuando, alguna nueva sorpresa.

Tags
Cargando..
Domingo 26 de octubre de 2014
82ºF El Clima El Clima
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: