Top de la pagina

Estilos de vida

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
24 de marzo de 2013
Mi bienestar
 

Mensajeros de Dios

Los ángeles son seres espirituales que sirven a Dios y protegen a los seres humanos, según las tres principales religiones monoteístas

 

Por Ileana Delgado Castro / ileana.delgado@gfrmedia.com

“Ángel de mi guarda, dulce compañía, no me desampares ni de noche ni de día...”

S i eres católico, posiblemente desde la niñez te enseñaron a rezar la oración del ángel de la guarda, un ser espiritual que Dios asigna al momento de nacer y que nos protege de los peligros y nos acompaña hasta la muerte.

Pero más allá de esa percepción popular, para el cristianismo son espíritus puros e inmortales cuya función principal es glorificar a Dios, servir de nexo entre Él y el ser humano, así como velar por su salvación.

De hecho, según las tres principales religiones monoteístas -judaísmo, islamismo y cristianismo-, los ángeles actúan como mensajeros y ejecutan los juicios de Dios.

Por ejemplo, para los Testigos de Jehová, son espíritus invisibles al igual que lo es Dios y todos ellos forman una gran familia compuesta por millones de ángeles, afirma Reinaldo Candelaria, ministro portavoz de esa congregación, aunque aclara que para ellos no existe el ángel de la guarda.

“Los ángeles tienen personalidad y libertad de escoger. La biblia dice que como fueron creados por Dios son sus hijos y pueden efectuar funciones relacionadas con los seres humanos. Por ejemplo, fortalecer, animar y protegerlos”, agrega Candelaria.

Sin embargo, destaca que la biblia también dice que los ángeles solo protegen a los que adoran a Dios. Otro detalle que menciona es que fueron creados primordialmente para servir a Dios, no a los seres humanos.

“Ellos obedecen las órdenes de Jehová, no las peticiones de los hombres. Por eso es que nosotros no le pedimos ayuda a los ángeles sino a Jehová y, si Él quiere, la provee a través de los ángeles. El propio Jesucristo, le pidió ayuda a Dios, nunca a los ángeles”, agrega el ministro.

Su naturaleza

Los ángeles, además, no tienen sexo y su origen y naturaleza son muy diferentes a los del hombre. De hecho, un ser humano no puede convertirse en ángel cuando muere, ya que son seres creados al inicio de los tiempos, indica la estudiosa de los ángeles, la abogada Joyce Pagán, quien destaca que todos somos seres espirituales viviendo una experiencia humana.

“Son criaturas creadas por Dios y así se establece en la biblia, donde se dice que se crearon más o menos al quinto día de la creación con la idea de asistir a Dios o a la inteligencia suprema para cumplir la voluntad divina. Los ángeles son mensajeros de Dios”, asegura Pagán, quien ha escrito varios libros sobre el tema.

“Todos los seres humanos tenemos un ángel de la guarda. Esa compañía no interfiere con tu libre albedrío pero es como un tipo de coaching espiritual que nos previene en muchos casos cuando estamos en peligro”, agrega Pagán, quien destaca que las alas son el símbolo de la naturaleza divina, aunque aclara que en realidad los ángeles son energía divina. Sin embargo, a menudo se les atribuyen características humanas.

Por eso no es extraño que famosos pintores, en diferentes épocas, hayan pintado a toda la “corte celestial”, como los serafines, querubines, ángeles y arcángeles. Son, de hecho, obras de arte muy importantes que están ubicadas en iglesias y museos alrededor del mundo.

“Es una manera muy antropomórfica de visualizar todas estas fuerzas que hay en el universo, algunas positivas y algunas negativas”, sostiene por parte el sacerdote jesuita Juan José Santiago.

Precisamente, el religioso también destaca que al hablar de los ángeles “hay que recordar que también hay mucha mitología y cuentos sacados de otras tradiciones”.

Asunto de fe

Sin embargo, también se debe tener en cuenta que todo lo que hacen los ángeles en favor de los seres humanos está muy relacionado con la fe que tenga cada quien, acepta Pagán. Pero, según su experiencia, siempre están ahí para ayudar, tanto en la adversidad como para mantener la armonía o la salud.

“Es un asunto de fe, estás entrando a una dimensión de fe y tienes que reconocer la intervención divina; es saber que hay un orden divino y los ángeles son una cortesía de Dios con nosotros. Pero tienes que estar atento a los mensajes que ellos te mandan”, afirma Pagán, quien pone el ejemplo del arcángel Rafael que está muy relacionado a la salud.

“Personalmente, he tenido experiencias impresionantes invocando primero a Dios sobre todas las cosas y al arcángel Rafael”, afirma la experta, quien dice que lleva 14 años estudiando los ángeles y ha comprobado que desde el antiguo testamento se habla de la intervención protectora de los ángeles con los seres humanos.

En ese sentido, padre Santiago entiende que estamos rodeados de energías, positivas y negativas. Por eso cree que si alguien tiene pensamientos negativos puede afectarse y afectar a otros. Asimismo, una persona con positivismo puede animar a otros con su visión.

De hecho, el religioso también coincide en que los ángeles son energías positivas que nos rodean y que pueden prevenir o ayudar en momentos de peligro. Por eso cree que la tradición popular ha llamado ángeles buenos a esa energía positiva y demonios a las energías negativas.

“Cuántas veces uno ha estado en una situación de peligro, por ejemplo a punto de sufrir un accidente de auto y de repente haces un movimiento que lo evita. La realidad es que muchas veces creemos que entre este mundo y el otro hay una separación total, pero estamos más unidos de lo que pensamos”, afirma padre Santiago, mientras indica que él cree en los fenómenos espontáneos, los que no son provocados.

No obstante, resalta que la Iglesia Católica sí prohibe asistir a una sesión espiritista para pedir ayuda. Más que nada, agrega, porque cuando eso pasa la persona se puede engañar más fácilmente debido a que va con unas expectativas.

De la misma forma, indica que en la biblia también se habla de lo que muchos denominan como “ángeles caídos”, como es el caso de satán. “Era un ángel originalmente bueno que ejercía en la corte celestial y que desobedeció a Dios”, agrega.

En ese sentido, el ministro Candelaria indica que en la biblia se habla de un número indeterminado de ángeles rebeldes que abandonaron su posición en el cielo y bajaron a la tierra. Y como resultado de las relaciones sexuales que tuvieron con mujeres, nacieron los Nefilim, hombres “de gran talla”, muy violentos, que fueron los culpables de que la maldad abundara en la tierra.

“Luego del diluvio, ellos regresaron al mundo espiritual y se convirtieron en demonios. En la Biblia se le llama satanás al gobernante de los demonios, criatura invisibles que utilizan toda suerte de artimañas para engañar”, explica el ministro, quien dice que precisamente uno de los objetivos de que los Testigos de Jehová prediquen de casa en casa es ayudar a las personas a librarse del engaño de los demonios.

“Por eso es que nuestra prédica tiene la protección angelical de Dios”, afirma Candelaria.

Propósito angelical

Los ángeles hacen “lo imposible” para llamar nuestra atención y comunicarse con nosotros, afirma Doreen Virtue, doctora en psicología y clarividente estadounidense en su página cibernética (www.angeltherapy.com)

La también sanadora espiritual, quien enseña la “terapia de los ángeles” también indica que de esa forma nos ayudan a sanar nuestras vidas. Pero destaca que uno de los problemas es que, con frecuencia, descartamos las señales que nos envían considerándolas mera coincidencia o atribuyéndoselas a nuestra imaginación.

“Cuando nos abrimos a escuchar los mensajes de nuestros ángeles, todos los aspectos de nuestras vidas son más pacíficos”, agrega la también estudiosa de metafísica.

De la misma forma se expresa Pagán, aunque cree que comunicarse con los ángeles es algo que le viene al ser humano de forma natural. Lo que pasa, agrega, es que con el tiempo lo vamos perdiendo o nos vamos desconectando porque empezamos a analizar las cosas desde otro punto de vista que no tiene que ver con nuestra espiritualidad.

“Hay maneras de volver a aprender. Pero la persona tiene que tener un deseo real de conectarse con su ángel o con el mundo angélico. Lo segundo es que debes abrir todos sentidos a lo que podría ser el mundo angélico y sus mensajes”, afirma Pagán, quien cree que Dios también utiliza a sus ángeles para acercarse a la personas que están en sufrimiento.

En los relatos bíblicos también se menciona la comunicación de los ángeles, sostiene Candelaria.

Por ejemplo, cuando el ángel Gabriel fue enviado por Dios a la ciudad de Nazaret para hablar con María y decirle que iba a quedar embarazada. O cuando un ángel les anunció a los pastores que había nacido “el Salvador”, el hijo de Dios.

“Hoy día los Testigos de Jehová creemos que los ángeles sirven de mensajeros porque la predicación que nosotros efectuamos tiene dirección angelical”, agrega Candelaria, pero aclara que la adoración que hacen es a Dios, no a los ángeles y que los propios ángeles animan a que se haga eso.

Ceremonia sagrada

Según Joyce Pagán, todo el mundo se puede comunicar con los ángeles si tiene un deseo real de hacerlo. Para lograrlo recomienda que sea una ceremonia sagrada para elevar el espíritu. Además, aconseja que:

• Busques un espacio tranquilo en el que te puedas relajar, meditar y “apagar el resto del mundo”.

• Puedes encender incienso o una vela y así establecer tu propio ritual.

• La oración es una de las maneras con la que puedes hacerlo; puedes hablarle como lo haces con cualquier persona aunque no lo estés viendo.

• Puedes escribirte una carta, de forma automática, sin pensar en lo que estás escribiendo. Se la diriges a tu ángel, la pones en un sobre y te la envías a tu dirección. Lo que se busca es que cuando te llegue y la leas , como regla general vas encontrar un mensaje en alguna parte.

• Programación onírica. Los ángeles también utilizan los sueños para hablarte. Antes de acostarte a dormir tienes que programar tu sueño, hablar con tu ángel y decirle que necesitas una respuesta o una guía y que te lo revele en sueño y que lo puedas recordar cuando despiertes.

Jerarquía angélica

En la corte celestial de Jahvé (Jehová), dice el sacerdote jesuita Juan José Santiago, hay niveles jerárquicos de ángeles. Entre ellos están:

• Serafines: Son los que alaban constantemente a Dios y proclaman su santidad.

• Querubines: Son los “guardianes”, los encargados de guardar el arca de la alianza y el camino que lleva al árbol de la vida. Entre dos querubines comunica Yahvé sus revelaciones.

• Tronos, dominaciones, virtudes, potestades y principados: En la biblia se refieren al mundo angélico. Por ejemplo, San Dionisio interpreta los nombres de los diferentes grupos de ángeles como correspondientes a su grado de perfección. Para San Gregorio estos nombres se refieren a su ministerio: los principados son los encargados de la repartición de los bienes espirituales; las virtudes son los encargados de hacer los milagros; las potestades son los que luchan contra las fuerzas adversas; las dominaciones son los que participan en el gobierno de las sociedades y los tronos son los que están atentos a las razones del obrar divino.

• Ángeles: Su misión es ayudar a los hombres a llegar a la salvación eterna, guiándolos y protegiéndolos de los peligros de alma y cuerpo.

• Arcángeles: Son los “asistentes” de Dios. Son ángeles que están al servicio directo del Señor para cumplir misiones especiales. Por ejemplo:

- Arcángel San Miguel: Es el que arrojó del cielo a Lucifer y a los ángeles que le seguían y quien mantiene la batalla contra Satanás y demás demonios para destruir su poder y ayudar a la Iglesia militante a obtener la victoria final. El nombre de Miguel significa “quién como Dios”.

-Arcángel San Gabriel: En hebreo significa “Dios es fuerte” o “fortaleza de Dios”. Aparece siempre como el mensajero de Yahvé para cumplir misiones especiales y como portador de noticias felices. Por ejemplo, anunció a Zacarías el nacimiento de Juan el Bautista y a la Virgen María la encarnación del Hijo de Dios.

nombre quiere decir “medicina de Dios”. Se le considera patrono de los viajeros por haber guiado a Tobías en sus viajes por tierra y por mar. También es patrono de los médicos (enfermedades de cuerpo y alma).

Fuente: www.es.catholic.net

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: