Top de la pagina

Estilos de vida

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
25 de marzo de 2011
10:36 a.m. Modificado: 10:37 a.m. Moda y belleza
 

Modelo con prótesis rompe esquemas

La belleza "es una actitud"

 
Aimée Mullins / AP

Por Mario Roehrich/ Agencia EFE

París - La marca de cosméticos francesa Loréal París ha erigido a su nueva embajadora, la modelo, actriz y ganadora de tres récords mundiales en competiciones paralímpicas Aimée Mullins, en símbolo de una belleza lejana a los arquetipos.

Mullins, que camina con dos prótesis desde pequeña debido a un problema de nacimiento, añade así una nueva muesca a su larga lista de proezas con su reciente fichaje en el grupo galo, desde donde pregonará que la belleza "es una actitud" y no sólo un atributo.

"La belleza es la expresión personal de la identidad de uno mismo, y cada uno crea y recrea esa identidad a lo largo del ciclo vital", explicó hoy a EFE la modelo, que ha convertido su discapacidad en una "supercapacidad" a través de un afán de superación fuera de lo común.

La estadounidense, de 35 años, trabajó como analista de los servicios secretos del Pentágono antes de batir los récords del mundo de los 100 metros, los 200 metros y del salto en altura en los Juegos Paralímpicos de Atlanta 96, e ingresó después en la moda de la mano del diseñador Alexander McQueen.

La campeona paralímpica viaja con una docena de prótesis que en algunos casos parecen verdaderas esculturas, como la de madera tallada que McQueen concibió expresamente para su estreno en las pasarelas londinenses.

Y su principal combate es la aceptación de la diferencia. "La mayor discapacidad que uno puede crear para sí mismo es la idea de normalidad", afirmó la nueva imagen de la firma, que animó a que cada persona derribe esa barrera y muestre al mundo "su singularidad".

Puntualizó además que "todo el mundo" ha experimentado en carne propia la sensación de sentirse diferente al resto, un problema que según ella comienza cuando los adultos tratan de reprimir la curiosidad innata de los niños acerca de las diferencias, en favor de lo políticamente correcto.

"Los niños sólo aprenden a tener miedo de lo diferente a través de los adultos", subrayó la modelo, para quien "es triste y estúpido estandarizar la idea del talento cuando las personas que galardonamos están fuera de lo ordinario".

La polifacética mujer recordó el gran valor que las sociedades otorgan a los "pensadores innovadores", a esos que "toman riesgos y no siguen las reglas mayoritarias", y destacó la paradoja de que "el sistema educativo no esté creado con esa perspectiva" de aceptación.

Aún así, reconoció "un gran cambio" en las percepciones de la gente acerca de los patrones de belleza y en los referentes que vehiculan las marcas desde hace "cinco o diez años", en parte por la "toma de conciencia de consumidores que no habían sido escuchados antes y que ahora tienen una voz que debe ser respetada".

Para Mullins, la prueba de que hay una transformación en curso es que actrices como Diane Keaton o Jane Fonda -de 65 y 73 años respectivamente- "siguen siendo relevantes y activas en la recreación de su propia belleza".

Las incursiones de empresas como Benetton, Dove o Loréal en busca de referentes de belleza que no encajen con los arquetipos son "ejemplos de liderazgo corporativo" respecto a las demás firmas, explica la también actriz, que ha participado en diversas películas y series de televisión.

Convencida de que esta revolución silenciosa seguirá imparable, Mullins entona un cántico con aires de "Yes we can": "Si uno cree en sí mismo, persevera y se crece ante los retos y las dificultades, podrá traer al mundo el cambio que desea ver".

El cambio comienza por uno mismo, concluyó la modelo parafraseando la cita de Gandhi, antes de advertir de que para lograr ese objetivo es necesario mantener una "imaginación activa", con el fin de "descubrir las posibilidades que otros no logran ver".

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: