Con la nariz, que luego será transferida a la cara, los científicos buscan restaurar la apariencia y la sensación de comodidad del hombre, quien es un empresario británico. 

Según la publicación los especialistas que están trabajando el caso del paciente están seguros que el procedimiento será un éxito. 

 Para ejecutar el procedimiento, los investigadores primero crearon la estructura básica construyendo un molde de la antigua nariz, el cual rociaron con un material sintético para provocar el asentamiento de las células madre. 

Luego millones de células fueron agregadas para proveer los nutrientes y las condiciones de ambiente necesarias para la composición del cartílago de la nariz. 

La piel del brazo del empresario que será utilizado para el procedimiento fue estirada por un pequeño balón incrustado bajo la piel, que inflaron gradualmente por varios meses. Luego el balón fue remplazado por la nariz creada artificialmente, la cual se encuentra ahora en el brazo del hombre británico, creciendo poco a poco, para que de esta manera tenga contacto con los vasos sanguíneos y nervios necesarios para el trasplante. 

Como dato curioso, los expertos expresan que la nueva nariz incluso tendrá una pequeña curvatura hacia la izquierda, exactamente igual a la original.