Una mujer cayó por una abertura de 30 centímetros del techo de su casa en Portland y quedó atrapada entre dos muros.

Anita Mann estuvo durante cuatro horas entre dos paredes. , bomberos de la ciudad llevaron a cabo arduos trabajos de rescate en medio de bajas temperaturas.

"Ayuda, alguien que me ayude", era la voz que salía de las paredes de su residencia. 

Se vieron involucrados 25 bomberos y estuvieron bajo temperaturas heladas tratando de liberar a la mujer. 

Con ayuda de una bolsa de aire y agua con jabón para lubricar las paredes, la fémina pudo salir. 

Finalmente, la mujer salió a través de un hueco abierto en el muro de concreto.