Norman no es un perro ordinario. Este pastor de brie de Atlanta (Georgia) aprendió a montar en bicicleta y a patinar y se ha convertido en una celebridad en Estados Unidos.

Tanto que ahora mostrará sus habilidades en un programa de televisión.

Su dueña y entrenadora, Karen Cobb, asegura que el amor del animal por la velocidad surgió cuando comenzó a jugar con los juguetes de sus hijos.