No es fácil entrenar a un caballo a saltar un obstáculo y mucho menos a una vaca. Sin embargo, una niña belga logró en menos de un año entrenar a su vaca Fleur a hacer precisamente eso.

Hanne, de 11 años, vive en la finca de su familia en Bélgica, donde mantienen decenas de vacas. Pero Fleur es particular en que no solo deja que la pequeña la monte, sino que también puede brincar obstáculos de hasta dos pies y medio de alto, según publicó BBC Mundo.

La niña entrenó a Fleur personalmente, inicialmente levantando sus patas hasta que la vaca aprendió el truco.

Se inspiró de otra jovencita llamada Regina Mayer. La joven alemana siempre quizo un caballo pero al no poder tenerlo, hizo lo que pudo con lo que estaba disponible: a su vaca Luna. Esta puede brincar sobre verjas como cualquier ecuestre.

Para Hanne este es solo el comienzo, ya que espera poder lograr que Fleur brinque más alto y más lejos.