(horizontal-x3)
Richard Carrión, principal oficial ejecutivo del Banco Popular. (GFR Media)

El veterano analista Joe Gladue, de Merion Capital, revisó sus estimados de desempeño para Popular Inc., luego de que la institución financiera sufriera un segundo revés en un proceso de arbitraje con la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC, en inglés).

Si bien Gladue dejó la clasificación de respaldo al título bancario inalterada, los nuevos estimados de desempeño para Popular buscan reflejar el impacto adverso del proceso de arbitraje, así como el impacto que tendrá en los libros de la institución financiera la tendencia alcista en tasas de interés que se espera en 2017.

El pasado 14 de diciembre, la matriz de Banco Popular informó que registrará una pérdida antes de impuestos de unos $115 millones, luego de perder en un proceso de arbitraje contra el regulador bancario federal y que estaba relacionado a la venta de préstamos del fallido Westernbank.

A raíz de la pérdida, Gladue modificó sus estimados para el cuarto trimestre de 2016, de unos 93 a siete centavos por acción común.

Los analistas Brian Klock, de Keefe, Bruyette & Woods; Gerard S. Cassidy, de RBC Capital Markets y Alexander Twerdahl, de Sandler O’Neill, también favorecen la compra del título bancario. El consenso de los analistas es que a doce meses, la acción de Popular debe cotizarse en unos $45.86.

Fallo adverso

En esencia, la revisión adversa del panel de árbitros se produjo luego de que la FDIC no diera su aval a la venta de ciertos préstamos cubiertos por el acuerdo de pérdida compartida que las partes suscribieron en 2010, cuando Popular adquirió la mayor parte de los activos de Westernbank tras su descapitalización.

Bajo el acuerdo de pérdida compartida, la FDIC asumiría el 80% de las pérdidas que registraran en los préstamos del Westernbank transferidos al Popular.

“Creemos que, al igual que cuando por primera vez decidimos dar curso a este reclamo, esta acción se efectuó en el mejor interés de nuestros accionistas para ejercer nuestros derechos bajo el acuerdo de pérdida compartida con la FDIC al proceder con la venta de estos préstamos en bloque y luego procurar el reembolso de las pérdidas resultantes”, indicó en declaraciones escritas, el principal oficial ejecutivo de Popular, Richard L. Carrión, al dar a conocer el fallo adverso. “Obviamente, estamos decepcionados en que la mayoría de la junta revisora opinara distinto, pero continuamos adelante”, agregó.

De acuerdo con el análisis de Gladue, el ajuste adverso por causa del arbitraje con la FDIC no afectará la gestión futura de Popular, institución que, a juicio del analista, continuaría fortaleciéndose en 2017.

El PRSI y el efecto Trump

Según Gladue, en realidad, Popular -al igual que sus competidores en la Isla- parecen beneficiarse de las estrategias operacionales implementadas para hacer frente al prolongado ciclo de contracción que experimenta Puerto Rico y del establecimiento de una junta fiscal que tiene la encomienda de enderezar las cuentas públicas.

Popular, al igual que sus contrapartes en el Índice de Acciones de Puerto Rico (PRSI), exhibieron sus mejores desempeños en el último trimestre de 2016.

Al cierre de año, la acción del principal conglomerado financiero de Puerto Rico tuvo un avance de 43.74%.

Asimismo, la acción de First Bancorp (NYSE:FBP) y aquellas de OFG Bancorp (OFG) y de Evertec (Nasdaq:EVTC) mostraron avances de 111.18%; 85.55%; 7.45%, respectivamente. Triple-S Management (GTS), en contraste y en gran parte por el factor de incertidumbre asociado al final del Obamacare y la falta de fondos para Mi Salud, retrocedió 11.80%.


💬Ver 0 comentarios