(semisquare-x3)
El Nissan Bladeglider se exhibió esta semana en el evento tecnológico. (Archivo)

Microsoft Corp. reactivó sus esfuerzos por vender software para autos con una nueva serie de programas y servicios, en una apuesta que persigue la expansión de competidores como Google y Apple Inc. en el mercado de tecnología automotriz.

“No nos estamos involucrando directamente en automóviles autónomos, pero podemos ser un elemento importante de ellos al proveer la plataforma”, dijo en una entrevista la directora de desarrollo de negocios de Microsoft, Peggy Johnson.

La alianza Renault-Nissan suscribió un acuerdo con Microsoft para trabajar en tecnología automotriz. Las compañías anunciaron esta semana que Renault-Nissan será el primer cliente de la Plataforma de Vehículo Conectado de Microsoft, que suministra a los fabricantes de automóviles una serie de servicios basados en la nube Azure de Microsoft. Disponible en una versión preliminar a fines de este año, el sistema recabará datos de uso y sensores, además de ayudar a los fabricantes de autos a desarrollar servicios que usen esa información junto con productos de Microsoft como Cortana, Office y Skype.

Háblele a su vehículo

Durante una presentación del presidente de Renault-Nissan, Carlos Ghosn, en la feria de productos electrónicos de consumo CES en Las Vegas, Nissan mostró a Cortana de Microsoft, el asistente digital activado por voz que ahora se usará en autos para, por ejemplo, agendar una cita para servicio técnico después de que los sensores del vehículo indican que se necesita un servicio de mantenimiento.

Nissan no quiso señalar cuántos vehículos utilizarán el software ni cuándo lo harán. La firma está planeando fabricar más de 10 modelos con capacidad de conducción autónoma para 2020, pero no todos ellos utilizarán necesariamente la tecnología de Microsoft.

El mayor fabricante mundial de software está tratando de renovar sus productos para autos en torno a su servicio de nube Azure, su paquete de productividad Office y Cortana. Ese es un gran cambio respecto de la estrategia anterior de Microsoft, donde los fabricantes de automóviles instalaban una versión del sistema operativo Windows para operar sistemas de información y entretenimiento integrados a los vehículos de motor.

El cambio surge en momentos en que los fabricantes de automóviles intentan convertir sus productos en dispositivos conectados de primera tecnología, más que centrarse solo en vehículos a gasolina, mientras se preparan para un futuro en el que las computadoras y no los humanos se encargarán de guiar.

Año de alianzas

Este año, CES ha estado dominada por alianzas entre gigantes tecnológicas como Google y Amazon.com Inc., y fabricantes de autos como BMW y Ford Motor Co. De hecho, la nueva Plataforma de Vehículo Conectado de Microsoft surge tres años después de que la empresa de tecnología perdiera a Ford como un gran cliente del producto para autos de Windows.


💬Ver 0 comentarios