Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Maryangie Torres (horizontal-x3)
Maryangie Torres, fundadora de la empresa emergente VESO. (Gerald López Cepero)

Para las personas que en este país tropical apartan un presupuesto mensual para el secado profesional de su cabello, bastan unas lloviznas repentinas o una sesión demasiado intensa en el gimnasio para perder su inversión.

Con un modelo de membresía digital, la empresa emergente VESO se presenta como la solución para tener al alcance del móvil toda una red de salones de belleza con atención de calidad y sin esperar más de 15 minutos, aseguró su fundadora Maryangie Torres.

“Con VESO puedes disfrutar de los deportes  y actividades al aire libre o en el agua sin preocuparte por cómo te arreglas el cabello después”, resumió Torres sobre las citas que se piden con de tres días hasta apenas una hora de anticipación.

Los miembros de  esta startup solo tienen que entrar a clubveso.com y escoger la hora y el área para recibir el servicio.  En 15 minutos, en horario  de 8:00 a.m. a 5:00 p.m., reciben confirmación y en qué salón cercano a su ubicación lo recibirán. 

Con precios desde $21 a $115 al mes, se obtiene desde un secado hasta citas ilimitadas en una creciente lista de peluquerías, que incluyen a  Due Studio y La Belle Salon, en Guaynabo; Estudio 110 en Calle Loíza, Santurce; y Siete Studio en Miramar.  El precio siempre incluye lavado, “blower”, plancha y la coordinación de la cita.

“Verificamos que todos los salones tengan atención profesional, buen aspecto y buenas reseñas”, indicó Torres, quien cofundó la empresa en octubre pasado con  Pedro Torres, en el área tecnológica; y  Aníbal Sanz, en el área del modelo de negocio. 

“Estamos en el proceso de validarlo todo”, indicó sobre la fase de prueba, que emprenden con 300 usuarios registrados.

  Mercadeo para los salones.  Por el lado de los proveedores de la belleza, Torres destacó que se benefician porque “estamos poniendo un cliente en esa silla que tenían vacía”.

“Operamos como un brazo externo de mercadeo. No les cuesta dinero generar nuevos clientes”, señaló.

Cada nuevo visitante, a su vez, es una oportunidad para  ofrecer servicios adicionales como maquillaje o cuidado de manos y pies.

En tiempos de contracción y con su modelo de membresía, VESO se perfila también como una vía para cultivar clientela leal y satisfecha.  

Torres aspira a que la empresa automatice el proceso de confirmar citas en los próximos seis meses y extienda su red fuera del área metro e, idealmente, fuera de Puerto Rico: “La idea es convertir a VESO en el punto de acceso a los mejores salones de belleza”.


💬Ver 0 comentarios