De dormir en un carro y tener $2.03 como todo su capital, Dani Johnson se convirtió en una multimillonaria que dirige 5 compañías.

Pero antes de lograr su primer millón de dólares, estuvo de cara al suicidio y a prostituirse por cocaína.

Tras una niñez plagada de abuso físico y sexual, en un hogar donde lo único que abundaba era la droga, Dani Johnson vivía en su carro a los 21 años en Hawaii.

Trabajaba como mesera en un bar y lo que ganaba no bastaba para poner un techo sobre su cabeza.

En la Noche Buena de 1990, estaba con compañeras de trabajo en una playa, bebiendo y drogándose, mientras pensaba en cuánto se odiaba y se despreciaba, según su relato a Forbes.

A la mañana siguiente, decidió que ya no quería vivir esa vida. “Comencé a caminar hacia el océano y me sumergí bajo las olas”, narra Johnson.

Pero relata que en ese mismo momento, aunque su deseo era mantenerse bajo el agua para ponerle punto final al todo,  una voz le ordenó: “Recoge tu estera y camina”.

Y le hizo caso. A pesar de que la asaltaban pensamientos destructivos y reproches a cómo estaba viviendo, decidió descubrir qué más la vida tenía para ofrecerle.

Un programa de reducción de peso que había comprado tiempo atrás fue la inspiración. Tras múltiples malabares, con una hoja de promoción y un buzón de correo de voz (porque no tenía teléfono ni dinero para comprarlo), consiguió suficientes personas que ordenaron el sistema para rebajar, que no estaba disponible en Hawai..

Con esa primera orden, todo comenzó a cambiar. En un año, Dani ganó $250,000 revendiendo el programa de rebajar y al segundo año ya era millonaria.

Seis años después, en 1996, vendió los 18 centros de reducción de peso que había abierto en Estados Unidos y ya era multimillonaria.

Vídeo: Consejos de Dani Johnson para no botar dinero y a la vez rebajar


Hoy se dedica a ofrecer seminarios en todo el mundo sobre eliminación de deuda, desarrollo personal y éxito, además de manejar múltiples compañías con su esposo.

Vídeo: Cómo retomar el camino hacia tus metas