Ileana Rivera, directora senior de Recursos Humanos para Lilly del Caribe, negó el cierre de las plantas de la empresa en Puerto Rico y aclaró que la empresa sí reunió a sus empleados para presentarles un plan de separación voluntaria.

"En el 2013 vamos a hacer una reducción en el plan de producción. En preparación, nos reunimos con los empleados para comunicarles el plan de reducción y les ofrecimos un programa de separación voluntaria", explicó la ejecutiva, y añadió que la ventana de retiro es una estrategia que han utilizado en el pasado.

Rivera enfatizó que Lilly no va a cerrar ninguna de sus plantas en el futuro cercano ni entregó cartas de despidos a sus empleados.

Esta tarde, la agencia de noticias Inter News Service publicó que la farmacéutica había anunciado el cierre de las operaciones de la planta de Guayama, efectivo  el 31 de enero  y en Carolina para mediados del 20012. Además, que se verían impactadas unas 300 personas.

Lilly del Caribe tiene tres plantas en Puerto Rico, dos en Carolina y una en Guayama. Esta última es una operación química pequeña, que manufactura los ingredientes activos para Cialis y Cymbalta. La patente de Cymbalta expira en junio de 2013.