Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Inspirada en su esposo, Marie Helene Morrow decidió consentir al consumidor masculino puertorriqueño y regalarle Kiyume, un espacio de compra único, pensado exclusivamente en las necesidades y gustos de los varones.

Por cinco años, Morrow contempló la idea de hacer una tienda exclusiva para hombres en Plaza Las Américas, pero no fue hasta ahora que decidió hacer realidad el proyecto, sin dejarse intimidar por la situación económica del País.

“Kiyume significa hombre en idioma suajili, y esta será la casa de los hombres”, aseguró la propietaria de Reinhold Jewelers, en referencia al ofrecimiento de artículos y servicios exclusivos que tendrá la tienda para el público masculino.

“Yo nunca he visto una tienda que acoja a un hombre como lo hará Kiyume. Aquí los hombres podrán venir a sentarse, tomarse un whiskey, ver televisión, relajarse, jugar ajedrez, y  no necesariamente tendrán que comprar algo para estar aquí”, explicó Morrow.

Kiyume es una tienda con un concepto ecléctico, donde habitan sobre 300 artículos distintos entre libros, corbatas, medias, accesorios, relojes, cubiertas para iPad y bicicletas.

Además, los clientes tendrán un espacio para sentarse, ver deportes y tomar un buen licor mientras le brillan el calzado.

“Yo me inspiré en mi marido cuando pensé en el concepto de esta tienda. A los hombres no les gusta ir de compras. Cuando lo hacen, van a comprar lo que necesitan y salen de inmediato. Pero  no necesariamente tiene que ser así”, comentó.

Ella entiende que ha sido así a través de los años porque el hombre ha carecido de opciones de tiendas para ellos ir de compra.

De hecho, Morrow dijo que entre las 11 joyerías que tiene -Reinhold, Tous y David Yurman-  sólo el 15% de los productos son de hombre, mientras que el 80% es para mujeres y el restante 5% es para infantes.

“Creo que hay muchos hombres que tienen las mismas necesidades que las mujeres, que buscan opciones, que quieren sentirse queridos y cómodos cuando están en ese proceso de compras, y para ellos es Kiyume”, aseguró.

Aunque, reconoció que la tienda también será un oasis para las mujeres que necesiten comprar  algo para un hombre.

Un estudio realizado en julio de este año por la firma de investigación WSL Strategic Retail reveló que el estereotipo de que los hombres  no salen de compras está totalmente infundado, ya que el 63% de los entrevistados dijo ser un comprador activo que busca los especiales.

De hecho, Wendy Liebmann, principal ejecutivo de WSL, le dijo a la publicación especializada en tendencias de compra Apparel, que los hombres están incluso más propensos a gastar porque suelen ser más optimistas que las mujeres en tiempos económicos difíciles.

Cada vez son más los hombres que buscan espacios de compras dedicados a ellos, una tendencia que, según el estudio, está impulsada principalmente por los cambios en comportamiento que han venido evidenciando las generaciones de hombres más jóvenes.

Bajo el innovador concepto, las marcas no serán las protagonistas del espacio, aclaró la emprendedora.

Los artículos representan una selección de productos que fueron adquiridos por ella, junto a su gerente de compras Mildred Marcano, por lo que se trata de una selección única e irrepetible.

“La única marca que verán aquí es Shinola, una marca original de Detroit que manufactura  relojes y bicicletas”, indicó.

La portavoz sostuvo que con este proyecto sintió la necesidad de apoyar de alguna forma a los residentes de Detroit, debido a la difícil situación económica por la que atraviesa esa ciudad. Ante tal inquietud, identificó en los productos que manufactura la marca americana una oportunidad  para ayudar a esa comunidad.

“En Shinola trabajan muchas personas que estaban desempleadas. Fue increíble ver cómo estas personas, que eran choferes o empleados de limpieza, pudieron ser entrenador para manejar pequeñas pinzas para manufacturar relojes”, explicó.

Marie Helene indicó que es ese mismo compromiso que sintió con Detroit el que siente por Puerto Rico desde que llegó de Haití.

Esta nueva apertura, cuyo costo supera el millón de dólares -entre construcción e inventario- es la nueva apuesta de Morrow para aportar a la economía local. 

Kiyume, que abrió sus puertas el pasado  1 de noviembre, empleará a seis personas, todos hombres.

“Esto es lo que hay que hacer en los tiempos difíciles. Uno no se puede sentar a preocuparse. Hay que actuar y moverse. Siempre va a haber tiempos malos, y después de los tiempos malos siempre llegan los buenos, así es todo en la vida”, opinó.


💬Ver 0 comentarios