Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (semisquare-x3)
VW aún enfrenta juicios de consumidores e inversores en Alemania. (Archivo / GFR Media)

Volkswagen AG nfrentará demandas por haber engañado a inversionistas de Estados Unidos después de instalar en vehículos diésel dispositivos de manipulación que burlaban las pruebas de emisiones.

Un juez federal de San Francisco también rechazó un pedido de no dar curso a reclamos de accionistas contra el ex presidente del directorio de VW Martin Winterkorn, quien dijo que los inversores en certificados de depósitos en custodia de Estados Unidos (ADR, por sus siglas en inglés podrían probar que él conocía la magnitud del “problema del diésel” de la compañía.

VW alegó que el juez no tenía jurisdicción para tomar el caso, aduciendo que cualquier supuesta irregularidad tuvo lugar fuera de Estados Unidos. El argumento fue rechazado por el juez de distrito Charles Breyer.

“Si bien muchos de los acusados alegaron que el plan fraudulento fue perpetrado en y desde Alemania, el tribunal no puede concluir, como solicitan los acusados, que no hubo tal conducta en Estados Unidos”, dijo Breyer en su resolución. “El tribunal concluye que los querellantes, que son residentes en Estados Unidos y presentan demandas basadas en las leyes de títulos de Estados Unidos, tienen derecho a considerable deferencia en cuanto a la elección del fuero”.

Las acciones de los ADR más negociados de VW se desplomaron un 25 por ciento a 27.16 en las operaciones de Nueva York la semana posterior a que estallase el escándalo el 18 de septiembre de 2015. Las acciones han caído un 20 por ciento en casi la totalidad de los 16 meses transcurridos desde que se hicieron públicas las denuncias. Aunque aún no se conoce el total de daños y perjuicios de la demanda, es probable que sean muy reducidos en comparación con los daños y perjuicios teóricos para los accionistas de Alemania, que se estima superarán los $9,000 millones, según Bloomberg Intelligence.

Jeannine Ginivan, portavoz de VW, no respondió de inmediato a llamados telefónicos y mensajes por correo electrónico que solicitaban declaraciones sobre la resolución judicial.

Viaje de Winterkorn

Los abogados de los inversionistas sostienen que la compañía y Winterkorn estaban completamente al tanto del fraude en Alemania. Winterkorn viajó a Estados Unidos para hacer promoción de la empresa pero evitó mencionar los dispositivos de manipulación, dijeron.

El caso podría ser uno de los últimos juicios a la compañía automotriz alemana en Estados Unidos. VW ya se comprometió a desembolsar casi $20,000 para poner fin a querellas entabladas por dueños de automóviles, concesionarias y los gobiernos de Estados Unidos y Canadá.

El arreglo de VW para resolver demandas por 480.000 vehículos de Estados Unidos con motores de 2.0 litros fue aprobado por Breyer en octubre. La compañía llegó a un acuerdo preliminar para solucionar litigios que involucran a 83,000 vehículos diésel VW, Porsche y Audi con motores de 3.0 litros.

VW aún enfrenta juicios de consumidores e inversores en Alemania, así como investigaciones penales en ese país y en Estados Unidos. Un tribunal regional de Alemania ordenó a VW reemplazar el auto contaminante de un cliente, lo que constituyó un revés para el plan de la compañía de minimizar la indemnización a los europeos perjudicados por el escándalo de las emisiones de los vehículos diésel. El caso es el primero de su tipo en el país natal de VW.

La carátula del caso es In Re: Volkswagen “Clean Diesel” Marketing, Sales Practices and Products Liability Litigation, 15-02672, U.S. District Court, Northern District of California (San Francisco).

 


💬Ver 0 comentarios