(horizontal-x3)
El presidente del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), Christian Sobrino. (Tony Zayas)

Al tiempo en que confía que el plan fiscal que presentará mañana, viernes, sea certificado, el presidente del Banco Gubernamental de Fomento (BGF), Christian Sobrino, rechazó que la quiebra sea una alternativa contemplada para el otrora agente fiscal del gobierno.

El gobernador Ricardo Rosselló adelantó anteriormente que contempla eliminar la función de banco del BGF.

Sobrino recalcó que el BGF no operará como lo hacía en el pasado y se transformará para manejar activos y pasivos, mientras que la Autoridad de Asesoría y Agencia Fiscal (AAFAF) evoluciona como nuevo agente fiscal del gobierno.  

“La quiebra que se están imaginando, que es que el BGF cierra y al día después, le ponen candado y liquida todo eso, no está. Yo creo que yo he sido bien consistente en decir que lo que queremos es que los activos del banco y las obligaciones establecerlas en un fondo, que se encargue de manejarlas.  El banco se convierte en un fondo que va a manejar esos activos y esos pasivos”, dijo Sobrino en entrevista con El Nuevo Día.

Sobrino no dio detalles del contenido del plan porque no puede hacerlo hasta tanto sea certificado por la JSF.

“Esperamos que se certifique”, dijo.

Aprobado el plan fiscal, la relación que sostendrá el BGF con los municipios y las agencias de gobierno la debe “clarificar con la AAFAF”, destacó Sobrino.

“Yo tengo obligaciones con ellos”, reconoció.

“Esa relación se basaba en que el banco era prestamista, pero también agente fiscal. Eso va a ser tema de discusión una vez se certifique el plan fiscal y lleguemos a unos acuerdos con ellos y los bonistas. La vamos a clarificar con la AAFAF. Hay que ver qué operaciones, que actualmente está haciendo el BGF, se tienen que traspasar a la AAFAF y cuáles se quedarían en el banco”, explicó.

El lunes, primero de mayo, termina la protección contra litigios del Gobierno bajo la ley federal PROMESA. A junio del año pasado, el BFG debía a sus bonistas $3,800 millones. También, para esa misma fecha, el BGF era custodio de $3,700 millones en depósitos.  

Sobrino viajará en la madrugada para comparecer ante la JSF, que realiza mañana en Nueva York su séptima reunión.

Durante el cónclave, la JSF “considerará la certificación de los planes fiscales de varias de las entidades cubiertas del Gobierno de Puerto Rico, entre otros asuntos”, según había informado previamente en comunicado de prensa. 


💬Ver 0 comentarios