Algunos atribuyen los pocos casos de mediación compulsoria al requisito de que el deudor conteste la demanda, lo cual muchos no hacen. (horizontal-x3)
Algunos atribuyen los pocos casos de mediación compulsoria al requisito de que el deudor conteste la demanda, lo cual muchos no hacen. (Archivo / GFR Media)

De las aproximadamente 13,000 peticiones de ejecución de hipotecas radicadas cada año (desde 2013 hasta 2016) en el Tribunal de Primera Instancia, menos de un 15% fueron referidos a mediación hipotecaria.

Entre esa pequeña porción que es atendida por los Centros de Mediación de Conflictos de la Rama Judicial, en alrededor de un 20% de los casos se logra algún tipo de acuerdo, informó la Oficina de Administración de los Tribunales (OAT) en una ponencia presentada ayer ante la Comisión de Banca, Comercio y Cooperativismo del Senado.

El organismo, presidido por el legislador Eric Correa Rivera, realizó una vista pública sobre la Resolución del Senado 117, para investigar los procesos de mediación compulsoria en casos de ejecución de hipotecas de vivienda principal que llegan a los tribunales del País.

Según la ponencia de la OAT, durante el año fiscal 2013-14 el Tribunal de Primera Instancia recibió 13,590 peticiones de ejecución de hipotecas, de las cuales 1,650 (un 12%) fueron referidas a mediación, según dispone la Ley 184 de 2012. El estatuto ordena al juez referir el caso a mediación compulsoria una vez el deudor contesta la demanda de ejecución de hipoteca de vivienda principal.

En el año 2014-15, de 13,482 peticiones de ejecución hipotecaria, los jueces refirieron 1,862 a mediación, lo que constituye un 13% de todas las demandas de ejecución radicadas. En 2015-16, las peticiones ascendieron a 13,489, de las que 1,844 (o un 14%) fueron referidas a mediación.

A preguntas del senador acerca de por qué tan pocos casos son referidos a un proceso que se hace llamar “compulsorio”, Evangelina Valentín Ferrer, asesora legal de la Oficina de Legislación y Reglamento de la OAT, respondió que “la legislación dispone que aplica solamente a los casos de residencia principal. No todas las radicaciones de hipoteca son de vivienda principal. Pueden ser segundas residencias o hipotecas comerciales”.

Sin embargo, Maribel Jiménez Morales, directora del Negociado de Métodos Alternos de la Rama Judicial, que tiene a su cargo los 13 Centros de Mediación de Conflictos establecidos en igual número de regiones judiciales, agregó otra razón.

“El otro requisito que estableció la ley es que (el deudor) tenía que contestar la demanda”, dijo Jiménez. “Lamentablemente, la mayoría de los casos se van por rebeldía porque no contestan la demanda”.

Durante la vista, la Asociación de Bancos y la Mortgage Bankers Association se expresaron en contra de que se elimine el requisito de que el deudor haya contestado la demanda de ejecución para que cualifique para los servicios de mediación hipotecaria.

También presentaron sus ponencias ayer la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras y el Departamento de la Vivienda.


💬Ver 0 comentarios