(horizontal-x3)
Gerardo Portela, director ejecutivo de AAFAF. (GFR Media/Archivo)

La Coalición de Bonistas de la Corporación del Fondo de Interés Apremiante (Cofina) se unió esta tarde al rechazo de la oferta que hizo la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (AAFAF) para renegociar la mayor parte de la deuda pública de la Isla.

De acuerdo con el asesor legal del grupo, Susheel Kirpalani, la propuesta presentada por la AAFAF, con el aval de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) supone un acto de confiscación de los ingresos del Impuesto a la Venta y Uso (IVU) y no respeta las diferencias contractuales que existen entre los bonos principales y subordinados de la corporación.

“La agencia de restructuración de deuda de Puerto Rico, AAFAF, desafortunadamente ha roto la promesa que Puerto Rico hizo hace más de una década de no menoscabar su primer bono y único financiamiento de rescate”, dijo Kirpalani en declaraciones escritas.

“Es una propuesta absurda”, dijo por su parte, Matt Rodrigue, de la firma Miller Buckfire, quien también asesora al grupo que posee una tercera parte de los bonos principales de Cofina.

“El plan de ajuste propuesto por AAFAF está diseñado para obtener votos de manera ilegal de grandes fondos mutuos institucionales con tenencias conflictivas de bonos de obligaciones generales (GO) así como de bonos senior y subordinados de COFINA”, subrayó Kirpalani.

La oferta presentada por la AAFAF y preparada por Rothschild & Co., Bank of America-Merrill Lynch y O’Melveny, contempla pagar a los bonistas senior y subordinados entre 39 y 38 centavos de dólar y la posibilidad de recuperar otros 18 centavos de dólar a través de un bono de flujo de efectivo (CFB) si el Gobierno cumple con sus planes fiscales y genera un excedente de efectivo luego de pagar la deuda constitucional.

En total, el Gobierno emitiría unos $6,900 millones para los bonistas de Cofina. Si estos bonistas no aceptan la oferta, la administración prácticamente liquidaría su deuda con los bonistas de Cofina pagando a los bonistas principales unos $450 millones en notas de corto plazo, mientras que los bonistas subordinados no recibirían pago alguno.

Desde la perspectiva de la Coalición, la oferta tampoco es aceptable pues, buena parte de los bonos subordinados están en manos de bonistas puertorriqueños.

“Aunque apreciamos el primer plan de ajuste de AAFAF y aplaudimos que el plan expresamente reconoce la prioridad de los bonos (principales) de Cofina, los profundos defectos del plan lo hacen inaceptable para nosotros”, dijo Kirpalani.


💬Ver 0 comentarios