(horizontal-x3)
El senador Miguel Romero. (GFR Media/Archivo)

El presidente de la Asociación de Contratistas Generales de Puerto Rico (AGC-PR), Francisco Díaz Massó, anunció hoy que el senador Miguel Romero suscribió un proyecto peticionado por la organización, con el fin de crear “Ley de preferencia para los contratistas o proveedores de construcción locales”.

“En cuanto a las compras y la contratación de servicios de construcción se dispone que cada una de las agencias reservará al menos un quince por ciento (15%) de dichas contrataciones para servicios rendidos por un negocio o proveedor local, según definidos en esta ley”, lee el Proyecto del Senado 437.

“Es algo importante para insertarnos en todos los proyectos que salgan a nivel local”, planteó Díaz Massó durante el almuerzo mensual de la AGC-PR, celebrado en el Caparra Country Club. “Vamos a mover la economía, vamos a generar empleos”, afirmó.

Con la eventual firma de esta ley, la industria de construcción se asegura de que si Puerto Rico llegara a recibir inyección de fondos federales para desarrollo y reparación de infraestructura, al amparo del plan de $1 billón (trillion, en inglés) del presidente Donald Trump, los contratistas locales tengan mayor oportunidad de manejar esos proyectos para que no recaigan totalmente en firmas extranjeras.

La medida, a su vez, encaja con la política pública de las Alianzas Público Privadas (APP) que otorga mayor puntuación y ventajas competitivas a las propuestas de APP que contengan eslabonamiento de empresas y proveedores locales, así como a aquellas que garanticen transferencia de tecnología y retención de empleos, confirmó Omar Marrero, jefe de la Autoridad para las APP.

“La preferencia bajo los criterios de evaluación va a ser para la industria local”, reiteró Marrero, quien fungió como orador invitado al evento.

Marrero también hizo un repaso de su gestión hasta el momento y de los proyectos prioritarios revelados en la Cumbre de las APP celebrada la semana pasada. 


💬Ver 0 comentarios