Vista del centro comercial Plaza Las Américas. (horizontal-x3)
Vista del centro comercial Plaza Las Américas. Ángel Rivera / Especial GFR Media)

La marcha convocada hoy Día de los Trabajadores impactó negativamente a varios comercios del área metropolitana, ya que algunos experimentaron una reducción sustancial en sus ventas, pese a haber abierto, mientras otros dueños optaron por mantener sus tiendas cerradas.

Lorraine Vissepó, portavoz de Plaza Las Américas, indicó que el mall abrió sus puertas como de costumbre, pero el movimiento de clientes en las tiendas y de autos en el estacionamiento era mucho menor al de cualquier otro lunes. Hubo además cuatro tiendas que permanecieron cerradas durante las primeras horas, estas fueron: West Elm, y las joyerías Koury, Pandora y Relojes y Relojes.

No obstante, después del mediodía los cuatro comercios ya estaban en operaciones, dijo Vissepó. No obstante, cerca de las 4:30 p.m. el centro comercial cerró por seguridad, algunos portones que dan acceso al complejo de tiendas. El cierre será temporero, aseguró la ejecutiva, y los portones los reabrirán esta misma tarde.

El restaurante L’Olivo en la avenida Roosevelt apenas atendió a 11 clientes durante las horas de almuerzo, la mayoría de ellos participantes adultos en camino a la marcha. “Ninguno de nuestros regulares vino hoy. Llegaron algunos manifestantes adultos, que nunca habían venido”, dijo Jay Cintrón, dueño del establecimiento.

Cintrón indicó que un lunes cualquiera L’Olivo atiende a entre 60 y 70 personas en el almuerzo. El personal del primer turno tampoco estuvo completo, de los 11 trabajadores, solo fueron cinco. Pero Cintrón dijo que las ausencias no afectaron la operación, pues no tenían casi clientes.

De hecho, Cintrón decidió cerrar el restaurante a las 3:00 p.m., pues las avenidas aledañas a la Milla de Oro están bloqueadas y los clientes difícilmente opten por llegar al negocio. Estimó que hoy dejó de devengar $2,500 en ingresos en el restaurante.

La docena de comercios que operan en el edificio MCS Plaza en la avenida Ponce de León tampoco abrieron hoy. Uno de los comerciantes, que prefirió no se le identificara, dijo que la administración les pidió el viernes que no abrieran hoy sus comercios. Estimó que cada negocio dejó de generar, al menos, $500 hoy; eso sin contar lo que generan las oficinas de abogados y servicios profesionales que también operan en el edificio.

Y en centros comerciales más distantes a donde se celebró la marcha, como The Mall of San Juan, todo transcurría con normalidad, aunque también hubo algunas tiendas que no abrieron sus puertas. Estas fueron: Teavana, Luis Antonio y Pottery Barn.


💬Ver 0 comentarios