píldoras (horizontal-x3)
La compañía descubrió que los abastos del analgésico fabricado en Puerto Rico no se disolvían de manera apropiada. (Archivo GFR Media)

 Oregon -  La empresa Johnson & Johnson acordó pagarle al estado de Oregon más de $400,000 para resolver una demanda sobre una recompra de hace casi una década de píldoras defectuosas de Motrin.

La compañía descubrió en el 2008 que los abastos del analgésico fabricado en Puerto Rico no se disolvían de manera apropiada, lo que podría disminuir su efectividad.

En lugar de hacer un retiro del mercado, la compañía empleó a un contratista para enviar personas a comprar el producto defectuoso de las tiendas. La táctica se reveló en el 2009, después de que uno de los compradores secretos alertó al Consejo Farmacéutico de Oregon.

El exfiscal general de Oregon, John Kroger, demandó en el 2011 a la compañía y dos subsidiarias, con el argumento de que la recompra expuso a los consumidores a medicamentos defectuosos y violó la ley estatal de prácticas comerciales.

Los abogados de Johnson & Johnson argumentaron que no había evidencia de que se hubiera vendido producto defectuoso en el estado.

Un juez de primera instancia estuvo de acuerdo y desechó la demanda. La Corte de Apelaciones de Oregon reinstauró el caso en el 2015.

Johnson & Johnson no admitió su responsabilidad en el acuerdo que se dio a conocer ayer.

“Todos los hechos impugnados en la acción siguen siendo un problema”, escribió el juez del condado Multnomah, Christopher Marshall.

El portavoz de Johnson & Johnson, Marc Boston, dijo hoy en un email que la compañía está “complacida de resolver las acusaciones” y que nunca hubo algún riesgo para la salud o seguridad.

La primera fase del programa de recompras se dio a inicios de 2009 y estuvo diseñado para evaluar la cantidad de producto defectuoso en los estantes. Una readquisición mayor comenzó en junio, de acuerdo con un resumen del caso que se incluyó en la opinión de la corte de apelaciones.

Indicaba que las instrucciones que se les daban a los empleados de campo hacían hincapié en la naturaleza confidencial del programa y que no debía hacerse mención de la recompra.

“Simplemente deben ‘actuar’ como un consumidor regular al momento de hacer la compra”, indicaban las instrucciones.

“En caso de ser interrogado, simplemente señala que tu empleador está revisando la cadena de distribución de su producto y necesita adquirir un poco como parte del proyecto”.


💬Ver 0 comentarios