El consejero delegado de United, Óscar Muñoz (horizontal-x3)
El consejero delegado de United, Óscar Muñoz, (en la foto), aseguró hoy que lo que ocurrió el pasado mes "fue un error de proporciones épicas. (AP)

Washington - United Airlines y otras grandes aerolíneas de Estados Unidos defendieron hoy la sobreventa - una práctica de vender más billetes que asientos disponibles - porque permite mantener bajas tarifas y acomodar más pasajeros tras imprevistos.

Consejeros delegados de las principales aerolíneas de estadounidenses testificaron hoy en una audiencia en el Comité de Transporte de la Cámara de Representantes, convocada tras el escándalo del pasado 9 de abril en el que un pasajero fue golpeado y sacado a la fuerza de un avión de United Airlines tras negarse a ofrecerse voluntario por un caso de sobreventa.

El presidente de United, Scott Kirby, aseguró que la práctica de sobreventa ayuda en casos en los que, por ejemplo, se cancela un vuelo por causas mecánicas o de clima y hay que reacomodar a todos los pasajeros en otros aviones.

"Más personas pueden volar más barato gracias al 'overbooking'", afirmó el presidente de United, que junto con American Airlines, otras de las aerolíneas presente en la audiencia, mantiene la polémica práctica.

"Gracias a la sobreventa podemos vender billetes a personas que de otra manera no podríamos acomodar. Les podemos vender un billete y reacomodarlos", explicó Kirby, quien dijo que en el 95% de los casos encuentran voluntarios para tomar otro vuelo.

La venta de más billetes que asientos disponibles está detrás de la salida forzosa por parte de la policía de David Dao, un pasajero de United que fue conminado a abandonar su asiento el pasado abril, para acomodar a un sobrecargo destinado a otro vuelo al día siguiente.

El vídeo de Dao sangrando, arrastrado por los agentes, dio la vuelta al mundo y llevó a United a pagar una cantidad no revelada para resolver el caso.

El consejero delegado de United, Óscar Muñoz, aseguró hoy que lo que ocurrió el pasado mes "fue un error de proporciones épicas", que les ha llevado a prohibir desalojar a una persona que ya ha tomado su asiento o compensar con hasta $10,000 a afectados por la sobreventa.

Robert Jordan, vicepresidente de la aerolínea Southwest, dijo que para ellos no es necesario el "overbooking", ya que los bajos precios, predicciones analíticas y la posibilidad de cambiar de billete sin coste les permite flexibilidad y llenar aviones.

Los congresistas mostraron su preocupación sobre la posibilidad que la alta concentración del sector del transporte aéreos siga afectando al consumidor y, en algunos casos, amenazaron con nuevas regulaciones si no mejora la atención al consumidor.

Muñoz aseguró quelas aerolíneas se autorregularán porque tienen al consumidor siempre en mente y pidió al Congreso no imponer nuevas regulaciones que "son reactivas y no se adaptan bien a las necesidades del negocio".


💬Ver 0 comentarios