Todos los autos de Tesla fabricados desde octubre de 2014 tienen hardware Autopilot (horizontal-x3)
Todos los autos de Tesla fabricados desde octubre de 2014 tienen hardware Autopilot. (The Associated Press)

Tesla Inc. afronta su primer desafío legal sobre tecnología de conducción autónoma en una demanda que alega que el fabricante de automóviles eléctricos vendió 47,000 vehículos con software Autopilot que es "peligrosamente defectuoso" cuando está activado.

Los conductores se "han convertido en probadores beta de software incompleto que hace que los vehículos de Tesla sean peligrosos", según una denuncia presentada el miércoles en la corte federal de San José, California. Los consumidores afirman que sus automóviles, comprados por entre $81,000 y $113,000, a veces se desvían de los carriles, "se tambalean, activan los frenos sin ninguna razón y no reducen la velocidad ni se detienen cuando se acercan otros vehículos" al estar activado Autopilot.

El caso se presentó como una demanda colectiva en nombre de los propietarios de sus autos Model S y Model X, que compraron sus vehículos durante los dos trimestres que finalizaron el 31 de marzo. Al menos la mitad de los 47,000 automóviles tienen funciones Autopilot de segunda generación que cuestan $5,000 adicionales por automóvil, de acuerdo con los consumidores, que dicen que las funciones de seguridad de los vehículos o no funcionan o son inseguras. Ello contradice el marketing de Tesla, que prometió una funcionalidad total para diciembre de 2016, de acuerdo con la queja.

Tesla dice que nunca ha afirmado que sus vehículos están armados con "capacidad de autoconducción plena".

"Esta demanda es un intento falso de obtener honorarios de abogados que se presenta como una acción legal legítima, lo que se evidencia por el hecho de que la demanda tergiversa muchos hechos", dijo la compañía en un comunicado. "La visión inexacta y sensacionalista que este grupo muestra de nuestra tecnología es exactamente el tipo de desinformación que amenaza con dañar la seguridad del consumidor".

Condiciones en carreteras

Todos los autos de Tesla fabricados desde octubre de 2014 tienen hardware Autopilot, lo que ha permitido a la compañía recolectar más de 1.300 millones de millas de datos de vehículos equipados con Autopilot que operan en diversas condiciones de carretera y de clima. La compañía mejora constantemente las funciones a través de actualizaciones de software que se despliegan automáticamente a los clientes.

La tecnología Autopilot de Tesla estuvo en el ojo de la tormenta el año pasado cuando un hombre de 40 años de Ohio murió después de que su auto Model S de 2015 condujo por debajo de un tráiler de 18 ruedas en una carretera de Florida.


💬Ver 0 comentarios