Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Que el 98% de los puertorriqueños tenga acceso a internet de banda ancha antes del 2015 es una de las metas más agresivas del Puerto Rico Broadband Taskforce (PRBTF).

El grupo, representado por el sector público, privado y organizaciones sin fines de lucro, tiene a su cargo la implementación de un plan estratégico basado en el desarrollo y uso de internet de alta velocidad, para permitir el desarrollo socioeconómico de la Isla.

Sin embargo, el reto más importante que enfrenta el proyecto es lograr que la mayoría de los puertorriqueños adopten la tecnología y entiendan el valor que tiene en sus vidas la utilización del internet, sostuvo Juan Eugenio Rodríguez, principal ejecutivo de información del gobierno.

Una investigación realizada en el 2010 por Connect Puerto Rico, reveló que solo el 31% de la población está conectada a internet de alta velocidad, a pesar de que un 86% tiene en sus hogares la capacidad de conectarse, porque no le ven la relevancia del internet en sus vidas.

El estudio, hecho con fondos federales a un costo de $2.4 millones, estableció que existe una estrecha relación entre el ingreso anual de los hogares y la adopción de internet, mientras más altos los ingresos mayor es la adopción de la tecnológica.

Caro el internet aquí

Relación que pone en evidencia los altos costos de conexión en la Isla.

En una tabla comparativa con otros 11 estados de la nación americana se establece que Puerto Rico en promedio ofrece el internet más caro y más lento en Estados Unidos, a nivel comercial.

Los negocios pagan aproximadamente $85.50 por un uso de menos de 4 mbps (mega bytes por segundo), cuando en estados como Michigan, Kansas y Iowa pagan entre $60 y $66 por un uso de 6 a 7 mbps.

“Puerto Rico no puede ser competitivo a nivel mundial si no tiene la mejor infraestructura que le permita comercializar, educar a los niños y ofrecer servicios de salud y seguridad a través de broadband”, indicó el portavoz de Fortaleza.

Para lograr conectar a Puerto Rico, el comité se propone atracar el problema a través de la educación e implementación de nueva infraestructura.

Rodríguez explicó que para desarrollar la demanda sobre los beneficios de conectarse a internet a finales de este año se espera que los 75 municipios de la Isla, ofrezcan conexión de banda ancha de forma gratuita a sus ciudadanos, en sus plazas y bibliotecas.

Esta iniciativa, se realiza en conjunto con la Junta Reglamentadora de Telecomunicaciones.

De igual forma, el grupo se propone poner a disposición de las compañías proveedoras de internet los conductos de cableado soterrado que ya tiene el gobierno en su red de carreteras, para que las empresas puedan arrendarla o implementar su fibra óptica.

Se espera que estas iniciativas ayuden a incrementar la demanda local de internet de banda ancha, en arras de poder abaratar los costos y propagar su uso.

La meta es que en el 2015 el 98% de la población tenga acceso al menos a una velociodad de conexión de 4 mbps. Más a largo plazo, el comité multisectorial aspira a lograr que en el 2020, el 85% de la población tenga acceso a una conexión de por lo menos 100 mbps.

Adicional a este esfuerzo, a través del Puerto Rico Bridge Iniciative otra iniciativa que se realiza con fondos federales se trabaja en la creación del primer centro de interconexión local de proveedoras de internet, que está localizado en las instalaciones de Critical Hub Network.

El proyecto tiene como finalidad abaratar los costos de interconexión y acelerar la comunicación en la red.

Karen Larson, vice presidenta de Critical Hub y parte del PRBTF, indicó que el proyecto ya logró entablar alianzas de interconexión con 12 de las 25 proveedoras de interent que ofrecen servicios en la Isla.

“Usualmente cuando se envía un correo electrónico o se hace una petición de información en Google, la información tiene que viajar a un centro de interconexión en Estados Unidos para luego regresar a la Isla”, expresó Larson.

Al hacer ayer la presentación oficial de la primera fase del Plan Estratégico para Ampliar Internet de banda Ancha en Puerto Rico, portavoces del PRBTF reconocieron que no han definido aún un plan para educar a la población general sobre aspectos de seguridad y responsabilidad en el uso de internet, de modo que puedan protegerse de delitos como acoso y robo de identidad.

Sin orientación

“Es cierto, todavía no nos hemos metido en los temas de la protección de la privacidad de los individuos. Eso va a venir”, reconoció el principal oficial de Informática del Gobierno, Juan Eugenio Rodríguez.

Entretanto, la presidenta de la Junta Reglamentadora de Telecomunicaciones, Sandra Torres, minimizó las reservas de sectores científicos y médicos que apuntan a que la exposición a ondas electromagnéticas que generan antenas de comunicación pueden ser detrimentales a la salud.

“No hay estudios concluyentes. Más que un problema de salud, entendemos que es un problema estético (del paisaje)”, afirmó, y aseguró que la Junta toma medidas para evitar la proliferación innecesaria de antenas.

Una de las opciones que se han planteado para ahorrar en infraestructura es el uso de la fibra óptica que ya posee la Autoridad de Energía Eléctrica. El gobernador Luis Fortuño no lo descartó, pero tampoco fue concluyente. “Lo que deseamos realmente es que cualquier activo que tenga el Gobierno, incluyendo ese, sea utilizado en conjunto con el sector privado precisamente para beneficio del consumidor”, afirmó. Agregó entre esos activos a usarse carreteras, terrenos y edificios públicos. De hecho, anunció que desde ayer hay Wi-Fi gratis en el Edificio Gubernamental Minillas, la primera de 55 localidades donde se hará.

En esta nota colaboró Aurora Rivera Arguinzoni