Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
“Lo importante es mantenernos analizando nuestras finanzas continuamente”, dijo el asesor de inversiones de la firma Consultiva Internacional, David Álvarez. (Archivo)

“Este será un año muy retante para los individuos y los negocios”, advirtió David Álvarez, asesor de inversiones de la firma Consultiva Internacional.

“Lo importante es mantenernos analizando nuestras finanzas continuamente”, agregó.

Entre los retos que se prevén para el 2017, y que se agregan a la precaria situación económica del País, están las medidas de austeridad que tomen el Gobierno y la Junta de Supervisión Fiscal, el posible aumento en los precios del petróleo y los servicios básicos, y que la Reserva Federal planifica realizar al menos tres alzas adicionales de 0.25 puntos porcentuales a las tasas de interés durante el año.

Ante todo esto, Eugenio Alonso, presidente de la entidad sin fines de lucro Consumer Credit Counseling, apuntó que “lo primero es saber si los cambios que se prevén en el Gobierno les pueden afectar”. Conocer esta información le resultará útil al ciudadano para elaborar una estrategia para el manejo de sus finanzas.

“Toda planificación debe comenzar con la elaboración de un presupuesto, que es la base de las finanzas y donde se identifican qué gastos son realmente necesarios y cuáles podemos reducir”, sostuvo Álvarez.

Alonso explicó que para hacer el presupuesto se debe anotar información sobre todos los ingresos netos del mes y restarle todos los gastos mensuales, para así conocer cuánto dinero sobra o si hay un déficit.

Ambos expertos aconsejaron, como parte del presupuesto, destinar al menos 10% de los ingresos al ahorro, con miras a contar con una reserva. “En un momento dado se recomendaba tener el equivalente a no menos de tres meses de ingreso mensual en reserva para posibles enfermedades e imprevistos. Hoy día recomendamos que tengan no menos de un año de su salario ahorrado”, dijo Alonso acerca de un dinero que también puede ayudar al ciudadano a mantenerse a flote si queda desempleado.

Dado que para muchos puede ser difícil ahorrar, sobre todo si las finanzas personales están en déficit, Alonso propuso dos alternativas para balancear el presupuesto del hogar. La primera es diversificar las fuentes de ingresos para contar con más dinero, lo que se puede lograr estableciendo un negocio propio o conseguir otro trabajo, pero admite que puede ser difícil debido a la alta tasa de desempleo y baja participación laboral de la Isla. La segunda es ver cada gasto y analizar cómo se puede reducir.

Por ejemplo, mencionó que “no hay que comprar la comida más cara, sino estar pendiente a los especiales. Así vas bajando gastos hasta que por lo menos sean igual a los ingresos. O eso que no gastó lo pone en una cuenta aparte para lo que pueda pasar”.

Los expertos coincidieron en que en la elaboración del presupuesto debe incluirse a todo el núcleo familiar, de modo que todos estén conscientes de la situación económica del hogar y de la importancia de ahorrar y reducir gastos innecesarios.

Entre las medidas para minimizar gastos, está no solicitar más créditodel necesario, apuntó Álvarez. Indicó que al usar las tarjetas de crédito, lo ideal es comprar y luego saldar el total de la compra en un solo pago.

De esto no ser posible, el experto de Consultiva Internacional aconsejó al menos pagar el doble del pago mínimo mensual que dice la factura. Otra opción, según el presidente de Consumer Credit Counseling, es consolidar los balances de varias tarjetas de crédito en una sola con un interés más bajo. Estas medidas ayudan a acumular menos intereses, los cuales van a ir subiendo a medida que suban las tasas de la Reserva Federal.

Dado que se prevén incrementos en los tipos de interés, Alonso recomendó a quienes estén pensando refinanciar la hipoteca, que revise la tasa que paga actualmente y que se informe de las ofertas disponibles en distintas instituciones. “Si puede refinanciar, este es el momento. No debe esperar a que los intereses suban más. Hay que ver qué tasa están pagando ahora mismo y si al refinanciar logra bajar el principal o el pago mensual. Esa diferencia es importante que la ahorren”, resaltó.

No incurrir en deudas que no sean estrictamente necesarias, como préstamos personales, de auto o los “title loans”, ni abusar del uso de las tarjetas de crédito, son otros consejos que ofrecieron ambos expertos, debido a las alzas en las tasas de interés.

“Este debe ser un año para prevenir y corregir”, dijo Alonso. “Que sea un año de calma y ahorro, y si no puede ahorrar, vivir con lo que tiene”.


💬Ver 0 comentarios