Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

En aras de reducir costos y agilizar el envío y procesamiento de las planillas de contribución sobre ingresos, el Departamento de Hacienda firmó un acuerdo ayer con ocho compañías privadas para promover la radicación de planillas electrónicas.

El titular de Hacienda, Juan Carlos Puig, aseguró que el ciudadano que radique electrónicamente para el próximo período contributivo recibirá su reintegro -si es elegible para ello- en o antes de tres semanas.

Indicó que como parte de esta Alianza Público-Privada la radicación virtual no tendrá costo para aquellos contribuyentes que completen la forma corta. Este formulario es utilizado tradicionalmente por ciudadanos asalariados que reportan ingresos menores de $75,000.

Tampoco pagarán los contribuyentes que llenen la forma larga, siempre y cuando el ingreso bruto ajustado que reporten no sea mayor de $50,000. Si el contribuyente que llena la forma larga tiene ingresos que exceden los $75,000, tendrá que pagar aproximadamente $25.00 al radicar electrónicamente.

Anteriormente, la radicación electrónica en Hacienda tenía un costo de entre $9.99 y $14.99.

El total de planillas radicadas en 2008 fue de 1,032,609. De esas sólo 36,353 o el 3% fueron radicadas electrónicamente. El universo de planillas potenciales para beneficiarse gratuitamente del servicio es de 726,426, detalló Puig.

Las compañías que forman parte del acuerdo son: Aim Corporation, Computer Expert Group, Inc., Irizarry & Co., Lutgardo Tax Advisors, PRSoft Inc., Quality Tax Pro & Education Services Corp., Smart Technology Consultants y Taxes of Puerto Rico.

Puig puntualizó que la alianza no implicará costos para el erario. El sector privado proveerá gratuitamente la programación y las aplicaciones necesarias para la radicación electrónica y, a cambio, recibirá exposición y publicidad a través de la página de Hacienda.

“Esto es un ejemplo de una alianza entre la empresa privada y una agencia de gobierno, promoviendo mejorar un servicio al contribuyente”, precisó el funcionario.

El sistema de radicación electrónica, permite a Hacienda acceder directamente en su sistema la planilla y ser más ágil al procesar cualquier reclamación. Además, la posibilidad de los errores matemáticos tanto del contribuyente como de Hacienda se reduce con las aplicaciones que proveerán las compañías, según Puig.

El contribuyente podrá acceder todos los formularios necesarios para radicar su planilla a través de la página de internet, por lo que no tendrá que esperar a recibirlos por correo. Por medio del correo el ciudadano sólo recibirá el formulario bajo el cual típicamente ha radicado en Hacienda y este no contendrá instrucciones.

Según Puig, lo anterior redundará en ahorros de cerca de un 42% para la agencia en comparación con el año pasado en costos de impresión de planillas y franqueo. Los costos de envío de formularios para el período contributivo de 2008 ascendieron a $1.5 millones. Este año se proyecta que no excedan los $863,000.

Reclutamiento de personal

Por otro lado, el Secretario de Hacienda informó a El Nuevo Día que ya cuenta con cerca de 10 instructores para el adiestramiento de los empleados públicos cesanteados que la agencia espera reclutar.

Puig indicó que su interés es realizar con celeridad el proceso de reclutamiento, pero que confronta dificultades.

Entre esas dificultades mencionó que tendrá que esperar hasta el 6 de noviembre, fecha en que serán efectivas las cesantías, para iniciar el proceso. Indicó que próximamente abrirá una convocatoria para dar oportunidad a los cerca de 16,000 empleados cesanteados a solicitar. “Nuestro objetivo es que ese periodo de tiempo, donde ese desplazado esté sin empleo, sea el menos posible”.

Los empleados, que tendrán derecho a un empleo regular con todos los beneficios, trabajarán en funciones de fiscalización tributaria y se espera que con estos recursos adicionales Hacienda pueda recaudar $150 millones adicionales al erario, sólo el primer año.

Puig apuntó que ya están habilitando un edificio en Trujillo Alto donde estarán trabajando con el personal contratado. Se proyecta que el mismo esté listo para finales de año. Al mismo tiempo la agencia se prepara para reclutar licitadores privados para el cobro de deuda morosa. Para este último proceso se destinarán otros 500 empleados.

Réplica a Rivera Schatz

De otro lado, Puig reaccionó ayer a las críticas del presidente senatorial, Thomas Rivera Schatz, sobre la “ineficiencia” de Hacienda al no cobrar la deuda que tienen cientos de contribuyentes morosos que asciende a $3,600 millones. Según el Secretario, antes de que se anunciaran los despidos de miles de empleados públicos, agotó todos los recursos que tenía disponibles para cobrar la deuda.

“Somos humanos, tenemos unos recursos limitados y hemos hecho lo mejor que podíamos. Yo no puedo hacer milagros con los recursos que tenemos”, dijo Puig.

“Yo agoté todos los recursos y las opciones que tengo a la mano. Lo que no tengo no lo puedo agotar”, añadió en tono molesto.


💬Ver 0 comentarios