Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Investigadores de seguridad afirman que encontraron importantes fallas en la tecnología usada en la mayoría de las tarjetas de crédito y débito del mundo.

También hicieron un llamado a los bancos a implementar una evaluación inmediata de sus sistemas para prevenir los fraudes.

Los investigadores Adam Laurie y Daniele Bianco, presentes en la conferencia de seguridad Hack in the Box, en Amsterdam, Holanda, explicaron que la mayoría de las tarjetas bancarias contienen microchips que usan un sistema de interoperabilidad global llamado EMV, el cual fue desarrollado en conjunto por Europay, Mastercard y Visa.

Pero, los dos especialistas afirman que pueden tener acceso al flujo de datos entre el propietario de una tarjeta y una terminal de pago. Luego pueden forzar a la terminal para que envíe a la tarjeta su código PIN (siglas en inglés de Número de Identificación Personal) sin encriptar y capturarlo. De esa forma, señalaron, es posible usar la tarjeta de manera fraudulenta. El PIN y otros detalles tomados del chip podrían ser vendidos a clonadores de tarjetas en todo el mundo.

El corresponsal de la BBC Jonathan Kent señaló que “las implicaciones para los bancos podrían ser considerables”.


💬Ver 0 comentarios