Top de la pagina

Deportes

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
5 de febrero de 2013
Otros Deportes
 

No arroja mucha luz la investigación del apagón

Las autoridades descartaron acciones de sabotaje o terrorismo

 

Por PAUL NEWBERRY / The Associated Press

NUEVA ORLEANS – Los preparativos para el Super Bowl no habían acusado una sola falla cuando de pronto el escenario de la gran fiesta quedó a oscuras.

Las luces se apagaron en el estadio durante el juego más importante del año.

Los Ravens de Baltimore habían acumulado una ventaja de 28-6 el domingo por la noche cuando, de pronto, las luces del Superdome se apagaron a comienzos del tercer cuarto, sumiendo en la oscuridad a algunos sectores del estadio de 38 años y dejando a los televidentes sin imagen ni explicación.

Durante 34 minutos, los jugadores trataron de mantener la calma, los espectadores se preguntaban qué ocurría en los corredores en penumbra y las autoridades del estadio enloquecían por averiguar qué había sucedido. Pero una vez reanudado el encuentro, los Ravens se vieron apretados por la reacción de los 49ers.

“Realmente, nos perjudicó”, se lamentó el fullback Vonta Leach, de Baltimore. “Estábamos acelerados”.

Unas dos horas después del partido, las autoridades del estadio revelaron que una “anormalidad” en el sistema de iluminación provocó un apagón automático, activando los sistemas de emergencia. Pero no estaban seguros sobre la fuente del problema.

El alcalde Mitch Landrieu calificó el apagón como “un momento infortunado en la que, por otra parte, ha sido una semana deslumbrante del Super Bowl para la ciudad de Nueva Orleans”.

El apagón contrastó con una semana de preparación sin dificultades para la ciudad, que presentaba su primer Super Bowl desde el 2002 y anhelaba demostrar cómo se había repuesto del devastador huracán Katrina.

Sin embargo, presumiblemente, el incidente tendrá alguna consecuencia para la ciudad y el Superdome, especialmente debido a que Nueva Orleans planea postularse para presentar el gran juego nuevamente en el 2018, en conjunción con el 300mo aniversario de su fundación.

“En los próximos días, espero un informe completo de todas las partes involucradas”, dijo el alcalde.

Las escaleras mecánicas se detuvieron y las máquinas que aceptaban tarjetas de crédito se paralizaron, aunque las luces de emergencia impidieron la oscuridad total.

“Nuestras sinceras disculpas por el incidente”, dijo el vocero del Superdome, Eric Eagan.

La mayoría de los espectadores tomaron las cosas con calma, e incluso empezaron a hacer la “ola mexicana”.

“¿Tuvimos que pasar 30 minutos en la oscuridad? Fue tiempo más que suficiente para que los fans llenaran otra vez sus vasos”, señaló Amanda Black, de Misisipi.

Una declaración conjunta de Entergy New Orleans, entidad que suministra electricidad al estadio, y el operador SMG del Superdome arrojaron alguna luz sobre la cadena de sucesos que desembocaron en el apagón. Al parecer, empezó en el sitio donde Entergy alimenta las líneas del estadio.

El problema ocurrió poco después de que Beyonce presentó un espectáculo en el receso que exhibió luces y efectos especiales extravagantes.

“Una pieza del equipo que está diseñada para vigilar la carga eléctrica detectó una anormalidad en el sistema”, dijo la declaración. “Una vez que detectó el hecho, el equipo sensor operó tal como se supone y activó un interruptor automático, haciendo que se cortara parcialmente la electricidad en el Superdome, a fin de aislar el problema.

Etergy y SMG seguirán investigando la causa de la anormalidad.

El FBI descartó rápidamente que fuese un acto terrorista, y el Departamento de Bomberos de Nueva Orleans negó versiones de que un incendio hubiese sido la causa.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: