Top de la pagina

Noticias

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
25 de enero de 2013
6:36 p.m. Modificado: 7:29 p.m. Seguridad
 

Maestra no cortó el pelo de un alumno según la directora de la escuela

La maestra fue acusada por lo que aparenta ser una broma

 

Por Maribel Hernández Pérez / maribel.hernandez@gfrmedia.com

Carmen Rodríguez Rivera, directora del colegio Saint Patrick en Guayama, afirmó hoy que la comunidad escolar se encuentra devastada porque acusaron a una maestra de su plantel por los delitos de violación a la Ley de Armas y Maltrato Institucional.

A la maestra de historia de octavo grado, las autoridades le imputan haberle cortado el cabello sin autorización a un estudiante de 13 años.

Este jueves, la agente Yanixia Sánchez, adscrita a la División de Delitos Sexuales del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) en Guayama, consultó el caso con la fiscal Loraine Acevedo, quien determinó someter cargos contra Camille Díaz Santos, residente en Aibonito, por hechos ocurridos el pasado 22 de octubre, en el colegio bilingüe St. Patrick, que tiene una matrícula de 752 estudiantes.

A la profesora se le imputa armarse de una tijera con la que le cortó el cabello al estudiante porque se negó a escribir una tarea.

Sin embargo, esta versión ofrecida por la Policía contrasta con la investigación que hizo Rodríguez Rivera, a instancias de la progenitora del menor, según lo narró a este diario.

Según su versión, la maestra le colocó solamente en forma de broma la tijera sobre su cabeza y las activó, pero no le cortó el cabello.

“El estudiante estaba haciendo algo (que no quiso especificar) en el salón de clases, se le llama la atención en varias ocasiones, la maestra estaba cortando un mapa de papel y se acerca al estudiante y le pone las tijeras sobre la cabeza y hace el ruido (de cortar). El estudiante se levanta y le dice miss me cortaste, como en broma porque él es muy bromista y ella le dice yo no te he cortado el pelo”, relató la directora escolar.

Al día siguiente, hubo una reunión con la progenitora del menor, con el estudiante y la maestra en la que se le pidió disculpas por lo sucedido, al tiempo que le aclaró que no tuvo intención de agredirlo, agregó Rodríguez Rivera.

Según la directora del colegio, la madre del niño no estuvo conforme con su disculpa y le advirtió que si no la despedía tomaría acción y la demandaría.

Así lo hizo, según la académica, porque acudió en primera instancia a qurellarse a las oficinas del Departamento de la Familia y luego ante la Policía.

Rodríguez Rivera insistió en que inició una investigación administrativa y entrevistó a todos los estudiantes que estaban en el salón al momento de los hechos, y ninguno le afirmó que la maestra le cortó el cabello. De todos modos, procedió a orientarla y en su expediente figura una carta de amonestación en la que le advierte que este tipo de conducta no debe repetirse.

“Este colegio está destruido hoy porque esta es una familia muy grande y hemos trabajado duro, es un sufrimiento muy grande. Yo no vi que fuera un acto para despedir a la maestra, quien es sumamente responsable y dedicada a su trabajo. Hoy todos los nenes estaban llorando porque no tenían a su maestra”, puntualizó llorosa la Directora en entrevista con este medio.

La jueza Juez Yanay Pagán determinó causa para arresto señalándole una fianza de $3,000. La maestra prestó la fianza a través de la Oficina de Servicios con Antelación a Juicio (OSAJ) y quedó con grillete electrónico. La vista preliminar fue señalada para el 11 de febrero próximo.

“Esto ha causado un impacto tan grande en nosotros, que no podemos explicarlo. Sentí un dolor y una frustración tan grande ayer (jueves) porque la jueza se dejó llevar por lo que escribió la fiscal y no escuchó ni a la maestra ni a mí”, reaccionó la directora escolar.

También reveló que la maestra está arruinada por las acusaciones y la colocación de un grillete electrónico.

“Por un papel se destruye a esa muchacha...está destruida totalmente”, exclamó Rodríguez Rivera, tras insistir en que su colegio no se maltrata a los estudiantes y reveló que durante 27 años laboró para el Departamento de la Familia.

Observó que el estudiante acudió a clases y el día transcurrió con normalidad para él y llamó la atención al hecho de que la madre solicitó los formularios para matricularlo en próximo año escolar en su colegio, aún cuando los denunció por maltrato institucional.

Rodríguez Rivera agradeció el apoyo recibido de padres, madres, ex alumnos y de los estudiantes.

De acuerdo con la pesquisa, la profesora de historia del octavo grado se molestó porque el alumno se negó a escribir una tarea, se armó de una tijera y le cortó el cabello.

La jueza Yanay Pagán encontró causa para el arresto de Díaz Santos y le impuso una fianza de $3,000. La maestra quedó en libertad bajo fianza con grillete electrónico a través de la Oficina de Servicios con Antelación a Juicio (OSAJ).

La vista preliminar fue señalada para el 11 de febrero.

Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: