Top de la pagina

Negocios

    Facebook Twitter Digg Google Buzz
12 de septiembre de 2013
12:00 a.m. Modificado: 11:53 p.m. Tecnología
 

iPhone 5s: pros y contras del sensor de huellas digitales

Tiene riesgos, pero simplifica el cambiar y recordar claves de acceso. Vídeo

 

Por BBC Tecnología

Parece un simple anillo de acero inoxidable incrustado en botón de inicio del nuevo iPhone.

Sin embargo, el sensor de huella digital en el iPhone 5s podría significar el principio del fin de la contraseña y la apertura de un mundo de posibilidades en materia de identificación.

La función de Touch ID -como se llama el sensor- permite a los usuarios desbloquear sus celulares con sólo una pulsación del dedo, sin la necesidad de recordar complejas secuencias de letras o números. También se usa para autorizar compras en iTunes.

La tecnología biométrica, que utiliza características únicas del cuerpo como técnica de identificación, existe hace más de un siglo. Sin embargo, las contraseñas se han impuesto.

Y algunos intentos anteriores de incluir el reconocimiento de huella digital en teléfonos inteligentes han sido un fracaso, como en el Motorola Atrix 4G, cuya aplicación estuvo plagada de problemas.

Apple lanza nuevos iPhones 5c y 5s

Entonces, este último desarrollo de Apple, ¿es una característica más o una muestra de lo que está por venir?

Momento crucial

Mark Lockie, director del sitio de noticias Planet Biometrics, confía en que sea un signo de la venidera popularización del uso de la biométrica. "La industria ha estado esperando un momento como este", dijo a la BBC.

La intención de Apple de abrazar la tecnología biométrica quedó patente en julio de 2012, cuando compró, por $356 millones, la empresa de seguridad móvil Authentec, que desarrolla chips de sensores de huellas dactilares.

El profesor Mark Nixon de la Universidad de Southampton trabaja en sistemas de seguridad cibernética que reconocen las características humanas únicas, tales como los rasgos faciales y los patrones de marcha.

Pero, advierte, a pesar de que la tecnología biométrica ofrece una manera más conveniente de asegurar nuestros dispositivos, "no es la panacea", y hay posible fallos.

Las empresas que buscan adoptar la huella digital como método de seguridad ya han tenido que preocuparse por la posibilidad de que la tecnología no reconozca al propietario y lo pueda bloquear.

Unos dedos arrugados, un clima frío o incluso un corte de papel podrían dificultar al lector de huellas digitales reconocer a la persona adecuada.

Apple espera evitar estos problemas mediante el escaneo de "capas de la piel subepidérmicas" a un nivel muy detallado, es decir, más allá de la mera superficie de un dedo.

Pero la tecnología aún podría enfrentar otros problemas.

La seguridad

"Los lectores de huellas dactilares no son especialmente seguros", dice Andrew Martin, del departamento de informática de la Universidad de Oxford.

De hecho, los criptógrafos han conseguido "burlar" el éxito de este sistema utilizando la gelatina que se encuentra en los Gummi Bears. Dejamos huellas dondequiera que vayamos, por lo que resulta un blanco fácil para cualquiera que intente falsificarlas.

"Somos esencialmente contraseñas andantes", concluye el profesor Mark Nixon.

También preocupa la privacidad. Los datos biométricos generalmente son cifrados y almacenados en el procesador local de un dispositivo -como en el caso del nuevo iPhone-, pero este método no es infalible, sobre todo si se utilizan estos datos para llevar a cabo transacciones en línea.

Y tras las recientes filtraciones de Edward Snowden, que subrayaron cómo las agencias NSA y GCHQ de los gobiernos de Estados Unidos y Reino Unido controlan nuestra actividad en línea, muchos querrán evitar el almacenaje de  información sobre su cuerpo en forma digital.

Avanzando

A pesar de sus desventajas, sin embargo, las empresas de tecnología de todo el mundo se han unido para hacer de la seguridad biométrica el sistema estándar para compras en línea.

La Alianza Fido ("Fast Identity Online", identidad rápida en línea en español) -que incluye a Blackberry, Google y Paypal- se formó para "reducir la dependencia de las contraseñas para autenticar a los usuarios".

Aboga por un sistema reconocido y fácil de usar para la utilización de la biometría en las compras online, nombres de usuarios y hasta para verificar decisiones como "borrar todos mis mensajes de correo electrónico".

Y las ventajas de usar sistemas biométricos pueden ser mayores que los riesgos potenciales de seguridad, por lo menos para el usuario medio. "Además es fácil de usar y evita problemas como que alguien copie de reojo su contraseña al escribirla", dice Martin.

Más allá de los dedos

Entonces, ¿qué viene después?

Una posibilidad es "la biometría multimodal", un sistema que utiliza diferentes técnicas en conjunto, tal como un lector de iris, el reconocimiento de voz y la tecnología de huellas digitales, añadiendo una capa adicional de seguridad.

Algunos de los dispositivos de Android de Google se cargan con un sistema de reconocimiento facial, que ha sido en general exitoso a la hora de facilitar el proceso de inicio de sesión, a pesar de que es fácil de engañar si los celulares o tabletas apuntan a una foto de su propietario.

Con todo, Mark Lockie es optimista. "En el mundo móvil, donde hay una infraestructura más desarrollada, hay una alta probabilidad de que la biometría eventualmente sustituya a las contraseñas", predice.

Por ahora, sin embargo, todavía vale la pena que usted recuerde el nombre de su primera mascota.

Tags
Cargando..
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Conectar con Facebook
Primer paso:
Primer paso:
Primer paso: