escuela (horizontal-x3)
Los niños de la Thomas Alva Edison School, en Caguas participan del programa BienEstar de Fondos Unidos, que les enseña sobre la buena nutrición.

Con todo y carritos de compra, llegaron al supermercado Amigo los niños de entre 3 y 4 años del Centro de Desarrollo “The Piper Lighthouse” de Thomas Alva Edison School, en Caguas.  Y es que, como parte de una iniciativa de los talleres del Programa BienEstar de Fondos Unidos, la facultad de Edison brindó a los niños una experiencia memorable para poner en práctica lo aprendido en su clase sobre el tema: La buena nutrición y la actividad física.

“Para hacer posible esta experiencia, hemos logrado la integración y la colaboración de nuestro equipo de trabajo compuesto por las maestras del centro, los maestros de Arte, de Educación Física y de Música, personal administrativo y del comedor escolar; así como de los padres y familiares de los niños”, explica la doctora Carmen Zoraida Claudio, presidenta de Thomas Alva Edison School.

“Nuestro objetivo es crear experiencias reales y pertinentes para nuestros estudiantes, por tal motivo, coordinamos una visita al Supermercado Amigo en Plaza del Carmen Mall, en Caguas, quienes aceptaron de inmediato nuestra visita”, agrega. 

Entre canciones y diversión, partieron en autobús escolar los niños quienes fueron recibidos con mucho entusiasmo por el equipo de trabajo del supermercado.  Estos le mostraron y compartieron y compartiendo con los estudiantes los alimentos saludables y sus beneficios. Luego, los estudiantes seleccionaron y compraron, alimentos saludables utilizando su propio carrito de compras.

Esta fue la culminación de las muchas actividades provistas a los estudiantes y sus familiares como parte del programa BienEstar, que incluyeron: revisión de índice de masa corporal (IMC), revisión de la Política de Nutrición y Actividad Física, talleres e información educativa a la familia con incentivos para la compra de alimentos saludables. Asimismo, los niños trabajaron actividades que estimulaban su desarrollo lingüístico mediante la integración de vocabulario relacionado a la nutrición, lectura de cuentos y juegos con las marionetas de “Bien” y “Estar”. Además, se fomentó el desarrollo físico mediante actividades sensoriales, físicas locomotoras y manipulativas; desarrollo socioemocional y creativo, mediante trabajos colaborativos confeccionando recetas saludables, obras de arte, música y dramatización, entre otras.


💬Ver 0 comentarios