Varsovia- El frío y las fuertes nevadas en Polonia han causado la muerte al menos a 19 personas en lo que va de año, según informó hoy el Ministerio polaco de Interior, aunque si se contabilizan las víctimas desde el pasado noviembre el número de fallecidos por congelación se eleva a 90.

Otras cuatro personas han fallecido en las últimas 24 horas por incendios provocados por la mala combustión de sistemas de calefacción caseras, explicó un portavoz ministerial.

El total de 90 víctimas supera en 25 personas a la cifra registrada en el mismo periodo del año anterior, recordó la portavoz de Interior, Malgorzata Wozniak.

El ministerio polaco reiteraba hoy su llamamiento a la población para que alerte inmediatamente a la policía si observa a personas tendidas en la calle o consumiendo alcohol a la intemperie a altas horas.

Al mismo tiempo los agentes patrullan de manera especial los lugares en los que habitualmente pernoctan personas sin hogar, a los que trasladan a los centros de acogida.

Desde el ministerio también se ha vuelto a pedir precaución en el uso de estufas de carbón, ya que desde el arranque de la temporada invernal han perdido la vida por inhalación de gases tóxicos varias decenas de personas.

El temporal de nieve afecta a la totalidad del país, sobre todo en la zona central y oriental, donde las nevadas son constantes durante los últimos tres días, lo que dificulta el transporte rodado.

Las predicciones alertan de que las temperaturas caerán esta noche hasta los 15 grados bajo cero en algunas zonas del país.