Teherán- Al menos veinte personas murieron hoy en el fuerte terremoto de 6,1 grados en la escala abierta de Richter que sacudió la provincia de Busher, en el sur de Irán, informó la agencia oficial iraní, IRNA.

Los fallecidos se encontraban en las localidades de Tasuch y Shanbe, que según distintos medios han sido las más afectadas por el seísmo, que causó al menos 500 heridos, 50 graves.

Unas 10.000 personas han perdido sus hogares o han huido de sus casas por temor a nuevas réplicas del terremoto en las zonas más afectadas y pasarán la noche en la calle, según la agencia sindical iraní, ILNA.