Redacción Internacional- Al menos 28 personas han muerto y 200 han resultado heridas a consecuencia de una estampida tras una vigilia en un centro religioso de la ciudad nigeriana de Ukeh, estado de Anambra, informa la prensa local. El suceso se produjo a primeras horas del sábado cuando al recinto religioso llegaron, al parecer de forma no esperada, políticos y candidatos a las elecciones para el cargo de gobernador del estado de Anambra, que se celebrarán dentro de catorce días.