Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Ataque aéreo contra Cascos Blancos en Siria deja 8 muertos (horizontal-x3)
Voluntarios de la Defensa Civil Siria, también conocidos como los Cascos Blancos, intentan apagar el fuego después de un bombardeo en Douma, a las afueras de Damasco, en Siria, el 17 de noviembre de 2016. (Archivo / EFE)

Beirut — Ocho voluntarios murieron en bombardeos sobre un centro de rescatistas conocidos como los Cascos Blancos en una zona en poder de los rebeldes en el centro de Siria, indicaron activistas de la oposición este sábado.

El ataque aéreo fue uno de los más letales contra los rescatistas que operan en áreas controladas por la oposición y que han ganado atención a nivel mundial por operar en condiciones extremas, a pesar de lo cual rescatan a sobrevivientes de zonas recientemente bombardeadas. Los voluntarios han sido blanco frecuente de ataques aéreos del gobierno, en una especie de atentados sucesivos mientras trabajan en el rescate de otros.

Los Cascos Blancos locales en la provincia central de Hama señalaron que un operativo aéreo en uno de sus centros en Kfar Zeita provocó la muerte de ocho integrantes del equipo. El grupo detalló que cinco cuerpos fueron recuperados entre los escombros y los rescatistas seguían buscando otros.

El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, grupo de monitoreo de la oposición que tiene su sede en Gran Bretaña, afirmó que el número de muertos podría aumentar dado que la misión de búsqueda sigue.

Se desconoce quién realizó el bombardeo, ya que aeronaves del gobierno sirio y de Rusia han atacado áreas en poder de la oposición. La provincia central de Hama ha sido escenario de violencia intensa en las últimas semanas, a medida que el gobierno intenta rechazar una ofensiva rebelde.

En otros hechos el sábado, las fuerzas militares sirias informaron que sus tropas y combatientes aliados repelieron un ataque del grupo Estado Islámico en un área estratégica en poder del gobierno en el sur de la provincia de Alepo.

El ataque ocurrió en Khanaser, en el sureste de Alepo, una región estratégica que conecta Alepo con el centro y el occidente de Siria. El área ha cambiado de manos muchas veces durante el conflicto armado. Pero el año pasado, las tropas del gobierno y milicias aliadas le arrebataron el control de Khanaser al grupo Estado Islámico.

La oficina de prensa de las fuerzas armadas explicó que el EI atacó la aldea de Um Mayyal cerca de una cordillera en Khanaser y otras áreas.

El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos indicó que combatientes del EI lanzaron el ataque contra puestos militares en el área, lo que desató fuertes combates y dejó numerosas bajas.

La agencia noticiosa Aamaq, afiliada al grupo Estado Islámico, reportó que el grupo mató a 30 soldados en el ataque.

Cerca de la capital, centenares de sirios residentes en suburbios en poder rebelde del este de Ghouta, cerca de Damasco, protestaron contra las luchas intestinas entre grupos insurgentes que comenzaron el viernes y dejaron decenas de muertos en la región.


💬Ver 0 comentarios