Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

filiberto (horizontal-x3)
El material que abunda con precisión la trayectoria del dirigente independentista y su pasión por la música, compitió junto a otros siete proyectos. (Archivo/GFR)

La Habana, Cuba - "Filiberto", documental del realizador puertorriqueño Freddie Marrero sobre la vida y militancia de Filiberto Ojeda Ríos, fundador del Ejército Popular Boricua-Los Macheteros, ganó el viernes en La Habana el Premio Coral en Post-producción, durante la edición 38 del Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano.

Aún en proceso de finalización, el material que abunda con precisión la trayectoria del dirigente independentista y su pasión por la música, compitió junto a otros siete proyectos en el certamen caribeño que ahora, con este galardón, impulsa la terminación de la obra iniciada en 2005, tras el funeral de Ojeda Ríos, hecho que constituye el punto de partida de la película.

Con una mirada en retrospectiva, Marrero propone diversas aristas de Filiberto Ojeda Ríos, quien murió en septiembre de 2005 cuando fue baleado por agentes del Negociado Federal de Investigaciones (FBI).

En el camino entre Puerto Rico y La Habana, el realizador rebusca e indaga en las motivaciones del también trompetista, a través de entrevistas, fotos y documentos que, en su gran mayoría, aportan una visión personal del “músico revolucionario”, como él prefiere definir.

Once años de investigación respaldan la cinta, que hace hincapié en la capacidad de Ojeda Ríos para aglutinar un movimiento revolucionario en Puerto Rico, y en la reconstrucción de la vida de un hombre “hasta llegar a las partes más épicas de su accionar”, sentencia.

“Filiberto estuvo 30 años de su vida en la clandestinidad, por lo tanto, la investigación resulta muy importante en este tipo de documental, porque no siempre vivió bajo su nombre, defendía mucho su identidad. Tomó un tiempo, pero fuimos descubriendo su trayectoria como músico en Nueva York, donde militó en el Movimiento 26 de julio, haciendo actividades de recaudación de fondos para Cuba", explica Marrero.

“Cuando triunfa la Revolución, en 1959, tenía tres hijos, pero decide venir a Cuba. Una vez aquí da clases de trompeta, incluso uno de sus estudiantes fue Arturo Sandoval; trabajó en el Circo Nacional y en el Cabaret Tropicana, entre los años 1962 a 1965. Finalmente estudia Ciencias Políticas en la Universidad de La Habana y comienza a desarrollarse políticamente desde acá. El material revela esto y entonces trata de presentar al público la figura de Filiberto Ojeda Ríos, quien luchó por la independencia de Puerto Rico reclamando como una vía para alcanzarla, la lucha armada. Hoy vale la pena regresar a su discurso”, afirmó Marrero, egresado en 2005 de la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños, Cuba.

Con una utilización acertada de la música, pensada desde la propia interioridad del protagonista, el joven director considera que el filme servirá para evitar que se borren las memorias de Ojeda.

“Este es un trabajo que busca aunar historias fragmentadas, para que las nuevas generaciones conozcan a Filiberto”, concluyó el director, que ha contado hasta la fecha con la colaboración de Ibermedia y de la Fundación Manrique Cabrera, así como también con el patrocinio de entidades privadas y personas naturales. 

Durante la gala de premiación del Festival de La Habana resultaron reconocidos, además, los largometrajes "Aquarius", del brasileño Kleber Mendonça Filho; "Desierto", del mexicano Jonás Cuarón, y las cintas cubanas "Ya no es antes" y "Últimos días en La Habana", de Léster Hamlet y Fernando Pérez, respectivamente. 

Sobresalieron también "Neruda" (Chile), las argentinas "El ciudadano Ilustre" y "El Invierno", "La mujer del animal" (Colombia) y "Caribbean Fantasy" (República Dominicana).

En los apartados de Mejor Actuación Femenina y Masculina, los lauros recayeron en Sonia Braga (Brasil) y Luis Alberto García (Cuba).

Finalmente, la edición 38 del Festival de Cine concedió un Coral de Honor a Enrique Pineda Barnet, Premio Nacional de Cine 2006 y director de creaciones tan emblemáticas como "La Bella del Alhambra" (1989).

En sus palabras de cierre, Ivan Giroud, presidente del certamen, agradeció a todos los cineastas del continente por ofrecer sus obras para que el público cubano, “el mejor del mundo”, las reciba.


💬Ver 0 comentarios