Tras los dominicanos desplazar a los puertorriqueños, se convierten en el mayor grupo entre hispanos en Nueva York. (horizontal-x3)
Tras los dominicanos desplazar a los puertorriqueños, se convierten en el mayor grupo entre hispanos en Nueva York. (AP)

Nueva York - El éxodo de puertorriqueños desde Nueva York a otros estados, principalmente a Florida, ha llevado a que la comunidad dominicana, que no ha parado de llegar a este destino, se haya convertido en el principal grupo entre los latinos.

Ese crecimiento ha ido acompañado de un desarrollo en diversas áreas. Los dominicanos son dueños de restaurantes, bodegas, supermercados, salones de belleza, tienen fuerte presencia en la industria de taxis y están presentes en el mundo de las finanzas.

"Eso se veía venir porque los puertorriqueños se están desplazando a otros lugares desde Nueva York, incluido Florida", explicó a Efe la socióloga Ramona Hernández, directora del Instituto de Estudios Dominicanos de la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY).

Agregó que hay dos variables que han ayudado a crecer a la comunidad dominicana en esta ciudad, y una de ellas es que sigue siendo el principal destino de los que vienen desde la República Dominicana con su permiso de residencia o "green card".

Eso, agregó, ya no ocurre de la forma "agresiva" de antes, pero la realidad es que cada año llegan más dominicanos desde su país a Nueva York, con unas cantidades que prácticamente son mayores que desde cualquier otro país de Latinoamérica.

Recordó que ya en 2003 el Instituto de Estudios Dominicanos había advertido que los dominicanos podrían ser el mayor grupo latino en la ciudad si continuaba la tendencia al desplazamiento de los puertorriqueños, aunque destacó que esos números absolutos se conocerán con el nuevo Censo del 2020.

"Parece ser que los puertorriqueños se están desplazando en busca de mejores oportunidades, entre esos destinos a Florida, que ha crecido enormemente, no sólo por los que llegan desde la isla debido a la crisis económica, sino por los que se desplazan desde el norte del país", indicó.

Un estudio publicado la pasada semana por el Centro de Estudios Latinoamericanos, Caribeños y Latinos de la Universidad pública de la ciudad (CUNY) mostró que los dominicanos, con una población de 723,000 personas, son el mayor grupo entre hispanos en la ciudad.

De acuerdo con "Población Latina de Nueva York, 1990-2015", la comunidad boricua, que era el mayor grupo entre latinos, se ha reducido en la ciudad de Nueva York a unos 701,000 puertorriqueños, 28%.

Hernández destacó como otra variable que ha contribuido al crecimiento de dominicanos la alta tasa de nacimientos.

Los datos más recientes del Departamento de Salud, del 2014, muestran que encabezaron los nacimientos, ese año con 11,034 distribuidos entre los cinco distritos, con el mayor número en El Bronx, seguidas por los puertorriqueños.

Un 46% de la comunidad dominicana está concentrada ahora en El Bronx, que antes albergó el mayor número de puertorriqueños, razón por la cual ha sido conocido como "el condado de la salsa".

Antes, el mayor número estaba concentrado en el Alto Manhattan, que pese a ello, sigue siendo el barrio dominicano por excelencia.

"El dinamismo de la comunidad dominicana y sus aportes son evidentes en varios aspectos. Es una comunidad con espíritu empresarial. En El Bronx, un alto porcentaje de los pequeños negocios son de dominicanos y han contribuido al desarrollo de sus residentes", indicó a Efe el presidente del condado, Rubén Díaz.

Esta comunidad enfrenta desafíos, pero también ha tenido importantes logros políticos, que van desde juntas comunitarias y escolares, al Concejo municipal, la Asamblea y Senado estatal, hasta haber elegido el año pasado al primer congresista dominicano en su historia en EE.UU.

"Mientras más tiempo pasan aquí, más alta es la tendencia a hacerse ciudadanos, registrarse y votar", comentó, a la vez que destacó sus logros económicos, agregó la socióloga Hernández.

Son dueños del 60% de las compañías de taxis que operan en los vecindarios y que no son los tradicionales vehículos amarillos, el 80% o más de las 14,000 bodegas en la ciudad y un gran número de supermercados.

Recordó que de la misma forma en que los puertorriqueños están dejando Nueva York, está sucediendo lo mismo con los dominicanos, aunque por ahora los números todavía les favorecen.

"Hay evidencia de que se mudan a lugares donde ya hay puertorriqueños. Si quieres saber dónde viven los dominicanos, sigue a los boricuas", afirmó Hernández.


💬Ver 0 comentarios