(default-x3)

México - El Gobierno mexicano anunció hoy que desde la puesta en marcha del programa "Ángel Guardián" en 2013 ha rechazado "a un total de 51 extranjeros" con antecedentes penales o condenas cumplidas de agresión sexual que trataron de llegar al país.

El Instituto Nacional de Migración (INM) señaló en un comunicado que en enero "evitó el ingreso a México de un ciudadano estadounidense que contaba con alerta migratoria en EE.UU. por el delito de agresión sexual a menores de edad en el año de 1994".

El sujeto, que no es identificado, "estuvo 30 días en prisión y 10 años en libertad condicional en Dallas (Texas)", indicó.

El programa "Ángel Guardián" consiste en el blindaje de las fronteras mexicanas y se aplica en estados como Baja California, Jalisco y el Distrito Federal, pero también en otras zonas de Guanajuato, Guerrero, Nuevo León, Puebla y Querétaro.

Con la iniciativa, conocida en EE.UU. como "Angel Watch", el INM ha evitado la internación de pederastas que buscan repetir su conducta de manera personal o contratando paquetes de turismo sexual.

Las autoridades de México y EE.UU. se coordinan en labores de vigilancia contra presuntos pederastas "para blindar al país" de personas involucradas en casos de "agresión sexual o violación en contra de niños, niñas y adolescentes en su país de origen".

En el programa colaboran el INM junto con la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (Fevimtra), la Policía Federal mexicana, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) y la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) de Estados Unidos.