El Congreso aprueba el presupuesto federal (horizontal-x3)
Trump reculó en sus demandas, despejando el camino para un acuerdo final a lo largo de la semana pasada, lo que allanó el terreno para que los congresistas lograran ponerse de acuerdo en la noche del pasado domingo. (The Associated Press)

Washington - El Congreso aprobó hoy el proyecto de ley presupuestaria para lo que resta de año fiscal por valor de $1.1 billones, que ahora deberá ser rubricado por el presidente Donald Trump, evitando así el cierre parcial de la Administración federal este viernes.

Con 79 a favor y 18 en contra en el voto en el Senado, el acuerdo bipartidista consiguió ser aprobado hoy tras semanas de tensas negociaciones, ya que Trump había insistido en incluir una partida para comenzar a construir el muro en la frontera entre Estados Unidos y México al que los demócratas se negaron.

Trump reculó en sus demandas, despejando el camino para un acuerdo final a lo largo de la semana pasada, lo que allanó el terreno para que los congresistas lograran ponerse de acuerdo en la noche del pasado domingo.

El acuerdo consiguió este miércoles la aprobación de la Cámara Baja.

La propuesta contiene, entre otras partidas, $295 millones para ayudar a Puerto Rico ensus programas de asistencia de salud, y fondos para los subsidios de la ley de salud adoptada por el anterior presidente, Barack Obama, algo que los republicanos querían recortar.

Los Institutos Nacionales de Salud tendrán un aumento presupuestario de $2.000 millones, hasta un total de $34,000 millones, mientras que el acuerdo protege el 99 % del presupuesto de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y aumenta la financiación de energías limpias a pesar de los intentos de Trump de hacer recortes en estas áreas.

Por otra parte, también se contempla un fondo de $1,000 millones para las posibles hambrunas en África u Oriente Medio, y $600 millones adicionales para combatir la crisis de adicción a los opiáceos en Estados Unidos.

El texto tampoco mina las disposiciones de regulación sobre Wall Street amparadas en la ley Dodd-Frank -aprobada tras la crisis de 2008 para controlar más el sector financiero-, como pretendían los republicanos.

La victoria para los republicanos radica en que la ley presupuestaria aumenta en 1.500 millones de dólares los fondos para la seguridad fronteriza y en $15,000 millones los fondos de defensa, aunque el mandatario había solicitado el doble.

La Casa Blanca ha querido resaltar su triunfo en el incremento del presupuesto de defensa, pero lo cierto es que en el balance final los demócratas han logrado una gran victoria al defender la mayoría de sus objetivos primordiales.

No obstante, desde la Administración de Trump se ha insistido en queserá este verano cuando se libre la pelea por incluir las demandas presupuestarias del magnate en el presupuesto del próximo año fiscal, que empieza el 1 de octubre.


💬Ver 0 comentarios