SEATAC, Washington, EE.UU. — La esposa del militar estadounidense acusado de matar a 17 civiles afganos salió en defensa de su marido y afirmó que considera los cargos "nada creíbles".

En entrevista que transmitirá el lunes el programa Today de la NBC, Karilyn Bales dijo a Matt Lauer que su esposo, el sargento del ejército Robert Bales, es "muy valiente".

La mujer del estado de Washington afirmó que su marido se enroló en el ejército tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2011 para "proteger a su familia, amigos y al país. Quería hacer su parte".

Según funcionarios, a principios de marzo, Bales salió de su base en el sur de Afganistán y mató a ocho adultos y nueve niños en Afganistán.

Karilyn Bales dijo que las acusaciones "me parecen nada creíbles". Agregó que su esposo "adora los niños. No haría algo como eso".

Bales está recluido en una prisión militar en Fort Leavenworth, Kansas.