euro (horizontal-x3)
Grecia ha sobrevivido en base a los préstamos de rescates desde 2010. (EFE)

ATENAS - Grecia y sus acreedores llegaron a un acuerdo hoy para reiniciar los pagos del rescate y evitar que el país entre en suspensión de pagos y vuelva a sumir a la eurozona en una crisis este verano, dijeron funcionarios.

Tras meses de duras negociaciones, las partes acordaron que Atenas deberá aplicar nuevos recortes en las pensiones en 2019 y comprometerse a mantener un superávit presupuestario primario alto una vez termine el actual programa de rescate el año próximo.

Está previsto que el gobierno griego, liderado por el primer ministro de izquierdas Alexis Tsipras, apruebe las nuevas medidas en el parlamento a mediados de mayo para que los ministros de Finanzas de la eurozona desbloqueen los fondos del rescate en una reunión prevista para el 22 de mayo.

La coalición de gobierno de Tsipras tiene una mayoría parlamentaria de solo tres escaños.

Grecia ha sobrevivido en base a los préstamos de rescates desde 2010.

A cambio tuvo que implementar severos recortes en el gasto y subidas de impuestos que han dejado a casi un cuarto de su población activa en pato y a más de un tercio del país en la pobreza o en riesgo de sufrirla.

"Hemos dicho muchas veces (...) este es un compromiso doloroso", dijo el ministro del Interior, Panos Skourletis, a la televisora estatal ERT.

La formación de Tsipras, Syriza, está muy por detrás de sus rivales conservadores en las encuestas. El mandatario insistió en que no convocará elecciones anticipadas hasta el final de su mandato en 2019.

El nuevo pacto con los acreedores se cerró tras negociaciones que se prolongaron durante toda la noche en un hotel de Atenas. Funcionarios del gobierno dijeron que los prestamistas retiraron sus peticiones de abolir una larga lista de derechos de los desempleados y accedieron a ampliar los beneficios para parados y familias con ingresos bajos.


💬Ver 0 comentarios