mnifestante durante la marcha
Foto de archivo de noviembre de 2015 sobre la marcha denominada "Unidos Por la Salud", que reclamaba acción al Congreso de Estados Unidos para que evite recortes millonarios a fondos federales de programas Medicare y Medicaid en la isla. (Ramón Tonito Zayas)

WASHINGTON.-  El Comité de Reglas de la Cámara de Representantes de Estados Unidos tiene previsto ordenar hoy el pacto del liderato del Congreso sobre el ómnibus presupuestario, que incluye otorgar a Puerto Rico $295.9 millones adicionales en fondos de  Medicaid para el próximo año fiscal y debe aplazar hasta marzo de 2018 el riesgo de que el sistema de salud caiga en un abismo  fiscal.

Aunque los fondos que se van a aprobar esta semana suponen un respiro, obligan al gobierno y a la industria de la salud a reiniciar este mismo mes el cabildeo, en busca de una solución a largo plazo cuando se legisle, posiblemente en septiembre, la reautorización del plan federal de salud infantil (S-CHIP).

La intención del liderato republicano es llevar el ómnibus a votación mañana en el pleno de la Cámara baja, una vez sea aprobada en el Comité de Reglas.

“Estamos esperanzados en las palabras del speaker (Paul) Ryan, quien aseguró que una solución comprensiva sobre (Medicaid) sería atendida en otro vehículo legislativo en el futuro cercano”, indicó el gobernador Ricardo Rosselló, quien dijo que dialogó con el jefe de Gabinete de la Casa Blanca, Reince Priebus, antes de anunciarse el acuerdo final.

Para la congresista demócrata boricua Nydia Velázquez, “los $295 millones incluidos en el paquete (del ómnibus presupuestario) son un paso positivo, pero solo un pronto pago”, por lo que urgió a renovar la presión y a evitar ahora liberar fondos para pagar a los acreedores.

La comisionada residente en Washington, Jenniffer González, dio a conocer la asignación en la noche del domingo, cuando rompían los detalles sobre el ómnibus presupuestario que se debe aprobar a más tardar el viernes, para evitar un cierre parcial del gobierno federal y que incluirá además $2.5 millones para el dragado del puerto de San Juan y $750,000 para el caño Martín Peña.

La asignación supone poco más de la mitad de los $532 millones que la Administración de Seguros de Salud (ASES) dice que necesita para mitigar el agotamiento a finales de 2017 de los cerca de $1,200 millones anuales en fondos de Medicaid que ha provisto  Obamacare. Y solo un tercio de los $900 millones que el secretario de Salud de Estados Unidos, Tom Price, dijo que Puerto Rico necesitaba hasta junio de 2018.

“Tenemos la mitad del camino”, indicó González, a quien el speaker Ryan le reconoció su trabajo en favor de la medida.

Hasta finales de la semana pasada, el propio presidente estadounidense, Donald Trump, buscaba frenar los fondos, los que consideró un “rescate financiero” para Puerto Rico, a pesar de que buscan reemplazar en parte una asignación vigente.

“Como dinero adicional fantástico, pero para resolver el problema nos quedamos cortos”, indicó, por su parte,  el presidente de la Asociación de Hospitales, Jaime Plá, a nombre de la Coalición del Sector Privado.

La comisionada González dio gracias al speaker Paul Ryan y al senador Marco Rubio, así como a representantes del gobierno de Rosselló y al sector privado.

Pero, los demócratas aseguraron que si los fondos están en el ómnibus presupuestario se debe a la presión de los líderes de la minoría, el senador Charles Schumer (Nueva York), y la congresista Nancy Pelosi (Nueva York), quien fue la que más habló del asunto en los últimos días, haciendo claro que el tema era una de sus prioridades.

El  gobernador Rosselló, por su parte, afirmó que hubo un esfuerzo multisectorial y bipartidista, tanto en Washington como en San Juan. Destacó entre los demócratas a Schumer, Pelosi y Velázquez, e incluso mencionó al ex comisionado residente en Washington Pedro Pierluisi, quien como el anterior gobierno promovió atender el abismo fiscal en el sistema de salud.

Por su parte, el senador demócrata Robert Menéndez, quien como Rubio, Velázquez y Pierluisi formó parte del Grupo de Trabajo del Congreso sobre Desarrollo Económico, indicó que  cualquier asignación en fondos de Medicaid “por debajo” de los $900 millones “es simplemente insuficiente y sólo sirve para seguir pateando la lata hacia el frente”.


💬Ver 0 comentarios