(horizontal-x3)
Donald Trump. (Agencia EFE)

Washington - Los republicanos del Congreso plantearon hoy extender el plazo de negociaciones sobre el presupuesto federal hasta el 5 de mayo, para poder concluir el contenido de la ley presupuestaria de lo que resta de año fiscal y evitar un cierre parcial del Gobierno de no rubricarla mañana.

El representante Rodney Frelinghuysen presentó en la noche del miércoles un proyecto de ley para financiar las operaciones gubernamentales en los niveles actuales durante una semana más, dando tiempo a los líderes republicanos y demócratas para terminar las negociaciones sobre un plan de gastos hasta el 30 de septiembre.

Es probable que la legislación sea votada por la Cámara de Representantes y el Senado este viernes, lo que significa que,m si se aprueba, tendría que ser firmada rápidamente por el presidente Donald Trump para que entre en vigor a tiempo de evitar el cierre gubernamental.

Sin esta extensión o un proyecto de ley de financiamiento a más largo plazo, las agencias federales se quedarán sin dinero antes de la medianoche del viernes, lo que podría provocar despidos temporales de cientos de miles de trabajadores del gobierno federal hasta que se reanude la financiación.

La última vez que se produjo una situación similar fue en 2013, y se prolongó durante 17 días.

En medio de las delicadas negociaciones, Trump arremetió hoy contra los demócratas y los acusó de buscar ese cierre del Gobierno con sus exigencias.

"Mientras las familias se preparan para las vacaciones de verano en nuestros Parques Nacionales, los demócratas amenazan con cerrarlos y cerrar el gobierno. ¡Terrible!", dijo el multimillonario en su cuenta de la red social Twitter, junto a un rosario de comentarios en la misma línea.

"Prometo reconstruir nuestro ejército y asegurar nuestra frontera. Los demócratas quieren cerrar el gobierno. ¡Política!", tuiteó, junto a otras cuatro publicaciones en apenas un par de minutos.

El multimillonario exigía que el presupuesto que se está negociando incluyese fondos para la construcción del muro con México, así como retirar la financiación a los subsidios que ampara la actual Ley de Cuidado de Salud Asequible, conocida como Obamacare, dos aspectos que los los demócratas no piensan tolerar.

A lo largo de la semana, el magnate ha reculado en ambas cuestiones, diciendo que puede esperar hasta el otoño para recibir los fondos para el mundo, y alegando que la derogación del Obamacare, que sigue prometiendo, acabará con esos gastos federales.

Sin embargo, aún restan otros aspectos de discordia entre republicanos y demócratas, y no está claro si llegarán a un acuerdo que permita financiar las agencias federales hasta el próximo año fiscal.


💬Ver 0 comentarios