Washington - Cuatro soldados pertenecientes a una "milicia anarquista" en el estado de Georgia conspiraron presuntamente para asesinar al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, motivo por el cual mataron a un exsoldado y a su novia porque habían descubierto sus planes, informó hoy la televisión local WSAV.

El soldado de primera Michael Burnett se declaró hoy culpable de homicidio voluntario en la corte estatal de Georgia, en Atlanta, y accedió a cooperar con los fiscales sobre el asesinato de Michael Roark, de 19 años, y el de su novia, Tiffany York, de 17, ocurrido el pasado 5 de diciembre.

Durante su declaración, Burnett dijo que Roark se había enterado de la existencia de la milicia durante su servicio en el Fuerte Stewart, también en Georgia, por lo que quisieron acabar con "ese cabo suelto", explicó la asistente del fiscal Isabel Pauley .

Los cuatro acusados miembros de la milicia, que estaban basados en el Fuerte Stewart, operaban bajo el nombre de Forever Enduring Always Ready (Siempre Duraderos Siempre Preparados), cuyo acrónimo es FEAR, miedo en inglés.

Según Pauley, el objetivo de la milicia era derrocar el Gobierno estadounidense, asesinando a Obama y atacando su propia base militar.

Además, también contemplaron envenenar una cosecha de manzanas en el estado de Washington y habían adquirido 87,000 dólares en armas para llevar a cabo sus ataques.

Los fiscales aún no han decidido si pedirán la pena de muerte para los otros tres soldados.

Los cuerpos de Roark y York fueron descubiertos en una zona muy boscosa y ambos habían sido asesinados a tiros, según la asistente.

Burnett se enfrenta a 10 años de prisión como parte de su acuerdo, pero aún podría enfrentar la pena de muerte si no coopera, aseguró la fiscalía.