Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Una mujer boricua muere en su primer día de trabajo (horizontal-x3)
Aponte, una madre de tres, obtuvo el trabajo temporero en Lynnway Auto Auction a través de una agencia para poder sufragar los gastos del quincieañero de una de sus hijas, reportó el diario Boston Globe.(Captura/ Facebook)

La boricua Leezandra Aponte estaba estrenando trabajo. Era su primer día en un local de subasta de autos en Massachusetts, quería recaudar dinero para festejar los 15 años de una de sus hijas. Sin embargo, todo terminó en tragedia: murió al ser embestida por uno de los vehículos del lugar.

La mujer fue una de las tres víctimas fatales que dejó el accidente, en el que otras nueve personas resultaron heridas. 

Según el Boston Globe, a penas habían pasado dos horas desde que se había iniciado en sus nuevas labores. Entonces la muerte la alcanzó: un hombre de 70 años manejaba un Jeep Grand Cherokee cuando este se fue contra la multitud que se encontraba en el lugar. Después, chocó contra una pared de cemento, matando por su paso a la mujer puertorriqueña y a las otras dos personas (Brenda López, de 48 años y Pantaleon Santos, de 49).

Aponte era madre de tres, dos mujeres que están en la escuela superior y un joven de 19 años, que recientemente se enlistó en el Ejército de Estados Unidos. Aponte obtuvo este trabajo temporero a través de una agencia.

Su hermano Orlando Aponte dijo a la cadena televisiva CBS, que Leezandra fue llevada de inmediato al hospital, pero que ahí se había certificado su fallecimiento.

“Hemos perdido a nuestra hermana, una madre, una hija”, sollozó. “Fue tan rápido que no sufrió, nos dijeron”, añadió.

Ahora, las autoridades están investigando la tragedia.

“En este momento no tenemos evidencia o información que sugiera que el incidente fue causado de manera intencional o como un acto de terrorismo. Toda la evidencia apunta que fue un accidente lamentable”, afirmó el la Policía de Massachusetts en un comunicado de prensa.

Los investigadores intentan determinar si el conductor, de quien no han revelado su identidad, tuvo alguna emergencia médica mientras probaba el vehículo o si hubo algún desperfecto mecánico.

De los nueve heridos, tres ya fueron dados de alta, uno tiene heridas que amenazan su vida, y el resto siguen hospitalizados. 


💬Ver 0 comentarios