Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

En sus 15 años de historia, la Cátedra Unesco de Educación para la Paz ha sido testigo de cómo cada vez más los ciudadanos se involucran y reclaman espacios desde donde rechazar la violencia.

Anita Yudkin, coordinadora de la Cátedra que celebra su 15 aniversario, aseguró que, si bien la manifestación de la violencia ha ido en aumento en la pasada década, también existe una mayor conciencia sobre el alcance de la paz, que no es simplemente la ausencia de guerra.

“Cuando comenzamos este proyecto hace 15 años, hablar de educación para la paz era como bien ajeno a lo que la gente en Puerto Rico tenía en mente, inclusive a nivel universitario”, señaló Yudkin, quien coordina desde 1999 este comité de profesores, estudiantes y personal no docente de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras.

La Cátedra se estableció aquí en 1997 a petición de la propia Unesco. Hoy, a las 9:30 de la mañana en la Facultad de Educación de ese recinto, el sociólogo José Luis Méndez ofrecerá la conferencia magistral “Puerto Rico y la lucha por la paz”, como evento cumbre de la celebración del 15 aniversario de la iniciativa que él ayudó a fundar.

Según Yudkin, uno de los retos principales que han enfrentado en este tiempo ha sido transmitir la idea de que la paz es mucho más que el antónimo de la guerra y que, por tanto, hay mucho que los ciudadanos pueden hacer para vivirla.

“Por supuesto que hay una responsabilidad de los gobiernos y de los jefes de estado que no son delegables..., pero hay muchas situaciones, desde los espacios de convivencia de las escuelas hasta la forma en que se hace política pública en el País, en las que se puede aportar para la cultura de paz”, indicó la catedrática de Educación.

Durante este tiempo, la Cátedra Unesco ha organizado conferencias magistrales anualmente en las que han participado académicos y activistas locales e internacionales que han dedicado su trabajo y su vida a este propósito.

Asimismo, el comité de Puerto Rico -que comenzó con seis integrantes y que ya cuenta con más de 20- ha enviado representantes a conferencias y encuentros internacionales donde dar a conocer los esfuerzos pacifistas en la Isla.

“(En esos encuentros internacionales), se enriquece el trabajo que nosotros hacemos para educar para la paz en Puerto Rico”, precisó.

Yudkin recordó una de tantas lecciones a las que han hecho referencia a lo largo de estos años de simposios y producción de material didáctico, que existen varios tipos de violencia y que contra todas se puede trabajar desde la educación y la tolerancia.

“Cuando hablamos de violencia y educación para la paz, no nos limitamos en la problemática de la violencia directa -asesinatos, violencia doméstica, maltrato de menores-... también hay otras formas de violencia que son indirectas y que son estructurales”, indicó. “En la medida en que las mismas estructuras del País sean injustas... esas son estructuras violentas”.

Para llevar este mensaje más allá de las aulas universitarias, los estudiantes de los cursos de bachillerato y maestría que han surgido de esta iniciativa han creado en sus trabajos finales propuestas de currículos de educación para la paz y el comité produce materiales que pueden utilizarse en las clases.

Ahora el reto está, reconoció Yudkin, en hacerlos más accesibles a través de la página web de la Cátedra, que ya existe, pero que quieren actualizar.


💬Ver 0 comentarios