Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El conductor del vehículo que se hundió el sábado en la laguna del Condado podría enfrentar dos cargos por delitos menos graves tras haber dañado propiedad del Estado y abandonado la escena del incidente, advirtió ayer el director del Negociado de Tránsito de la Policía, Miguel Rosado.

Rosado dijo que “en los próximos días” se someterá el caso contra Víctor Carrasquillo Ortiz, un reservista del Ejército, de 34 años y vecino de Carolina, en el Tribunal de San Juan.

Agregó que el Tribunal podría imponerle sendas multas de entre $100 y $500 por cada cargo.

Carrasquillo Ortiz tendría que pagar la reparación del puente Guillermo Estévez, que impactó con su auto Infiniti G20 color gris. También asumiría los gastos en los que incurrió la Autoridad Metropolitana de Autobuses para sacar su carro del agua.

“Cabe la posibilidad de que (Carrasquillo Ortiz) estuviera tomado (ebrio), arrancó y se fue (de la escena). Lo otro raro es que nadie reportó este incidente rápidamente”, agregó Rosado.

Y es que, según la Uniformada, el incidente ocurrió en la madrugada del sábado, pero no fue hasta las 11:00 a.m. de ese día que las autoridades fueron alertadas. El vehículo fue sacado del agua a la 1:30 p.m.

Los dos hombres que viajaban con Carrasquillo Ortiz, quienes fueron identificados como Andrés Agrait y Alexis Falachesi, no serán acusados.


Alega que se durmió

La sargento Clarissa Ortiz, de la División de Patrullas de Carreteras de San Juan, entrevistó ayer al conductor y dueño del auto, quien alegó que viajaba con dos amigos, se quedó dormido y chocó.

“Por susto se bajaron del auto y lo dejaron allí abandonado”, comentó.

La información preliminar dada por la Policía el sábado apuntaba a que el Infiniti G20  había sido robado horas antes en Carolina.

Agrait y Falachesi fueron entrevistados por teléfono por Ortiz y la agente asignada al caso, Tayra Medina. Ambos corroboraron la versión del militar.

La sargento sostuvo que Carrasquillo Ortiz se comprometió a pagar por los daños. “Él indicó que se va a encargar cuando lo contacten los responsables del puente. Dijo que no tiene ningún inconveniente y que asume la responsabilidad por el daño”, apuntó.

Por su parte, Harold Cortés, director ejecutivo de infraestructura de la Autoridad de Carreteras y Transportación, contó que un ingeniero visitará hoy el puente para hacer una evaluación estructural y estimar las pérdidas. “Todos los gastos se recobrarán”, afirmó Cortés.

Advierten daño ambiental

Pero los daños a la estructura del puente no sería lo único que tendría que costear el reservista.

Ayer, el director ejecutivo del Programa del Estuario de la Bahía de San Juan, Javier Laureano, indicó que entre hoy y mañana visitarán el área del incidente para monitorear la calidad del agua, ya que temen que se haya derramado aceite y/o gasolina.

Laureano señaló que indagarán si sus iniciativas de restauración de mangles y corales se afectaron. También rastrearán las praderas de yerbas marinas.

“Nos preocupa la salud de los arrecifes y de los mangles. Este tipo de incidente puede destruir muchos años de trabajo ambiental”, planteó.

El reportero Daniel Rivera Vargas colaboró en esta nota.


💬Ver 0 comentarios