Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Las muestras de apoyo y de solidaridad en su momento de dolor son lo que han logrado que los familiares de Jorge Steven López Mercado, el joven homosexual asesinado hace poco más de una semana en Cayey, se mantengan en pie.

“El apoyo que nos ha dado el pueblo y las amistades de Steven ha sido valioso para nosotros poder sobrellevar este momento tan horrible de dolor. Yo le pedí a Steven que con sus alas desde el cielo nos ayude a caminar sin tenerlo a nuestro lado”, expresó entre lágrimas Rubí Mercado, tía del joven de 19 años.

Globos, cartas en las que sus allegados le expresaban lo mucho que le querían y fotos de López Mercado rodeaban la pequeña urna en la que yacían sus cenizas.

Previo a la salida de la comitiva fúnebre hacia el cementerio, el diácono de la Iglesia Católica de Toa Alta José Quique Narváez ofició una misa en honor a López Mercado y aseguró que la Iglesia tiene que estar presente cuando uno de los suyos pasa por un momento de dolor, como es la pérdida de un ser querido.

“Cuando a un árbol le cortan una rama, a todos nos tiene que doler, y es importante que a ustedes padres esta situación los una más en el amor que sobrepasa todo entendimiento, y ojalá que esto sirva para crear conciencia de que todos tenemos que amarnos”, dijo el religioso.

Al culminar la misa, los padres de López Mercado, Miriam Mercado y Jorge López, se abrazaron a los amigos de su hijo y lloraron. Mientras, su tía y la pareja sentimental del joven, Luis Rivera, abrieron la urna y depositaron en el interior un collar y una rosa blanca.

“Esto es de parte de tus amigos que nunca te vamos a olvidar. Con esto fue que nos conocimos y con esto te juro mi amor, te amo”, expresó Rivera ahogado en llanto antes de salir hacia el camposanto.

“Definitivamente, nosotros esperamos que la gente y la sociedad despierten y se haga justicia. No todos podemos ser iguales. La diversidad tiene que respetarse”, dijo, por su parte, José Alicea, quien se identificó como amigo de López Mercado.

Asimismo, Kiara Hernández, quien aseguró ser amiga del fenecido joven desde que usaban pañales, lo recordó como una persona alegre que no tenía problemas con nadie y que siempre, cuando ella estaba triste, procuraba hacerla sonreir.

A la salida de la funeraria Díaz, en Toa Alta, familiares y amistades de López Mercado, así como el activista de la comunidad gay, lésbica, transexual y transgénero Pedro Julio Serrano escoltaron el coche fúnebre. En su camino al cementerio, el grupo cargaba globos y rosas blancas, mientras caminaba al son del tema “Poker Face” de la cantante estadounidense Lady Gaga.


💬Ver 0 comentarios