secretario (horizontal-x3)
El secretario de Política Pública y Asuntos Públicos, Ramón Rosario Cortés. (Ángel Rivera/Especial GFR)

Al tiempo que tildó la renuncia en masa de los directivos de la Universidad de Puerto Rico (UPR) como un "complot" para dejar la institución ingobernable, el secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza, Ramón Rosario, solicitó hoy a los miembros de la Junta de Gobierno que no renuncien a sus cargos para que el centro de educación superior no quede inoperante y la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) asuma su dirección.

"Si esos miembros renuncian como se le ha pedido, se acaba la UPR", apuntó Rosario sin identificar a la personas o personas que ejercían presión para que la gerencia de la institución abandonara sus cargos de confianza.

En rueda de prensa en la Mansión Ejecutiva, Rosario explicó que recibió información de que el presidente de la Junta, Carlos Pérez, y Frank Catalá, otro miembro del cuerpo rector, dimitirían a sus cargos durante la reunión extraordinaria convocada para esta tarde para atender las renuncias de la presidenta interina, Celeste Freytes, dos vicepresidentes y nueve rectores.

La alta gerencia de la UPR renunció ayer en medio de una pugna por la elaboración del Plan Fiscal que tiene que presentar a la JSF, que ordenó a la institución realizar recortes en su presupuesto ascendentes a $300 millones en dos años.

Freytes elaboró un borrador que contenía ajustes que totalizaban unos $150 millones.

Pero esos recortes, según Rosario, estaban apoyados en partidas que no estaban justificadas.

El Ejecutivo tiene que presentar a la JSF un Plan Fiscal global, que incluya a la UPR, el próximo 28 de febrero. Por esa razón la Autoridad de Asesoría Financiera y Autoridad Fiscal (AAFAF) solicitó a la UPR que entregue un plan final el 21 de febrero.

"Es un acto cobarde, negligente y atroz lo que estas personas han hecho", afirmó al referirse a las renuncias de personas que señaló le responden a un partido político y no a la institución.

Dijo también que la administración del gobernador Ricardo Rosselló respetará la autonomía universitaria y no intervendrá en los asuntos del gobierno universitario.

Insistió en que la designación por parte de Rosselló de cinco nominados para ocupar las vacantes que tiene la Junta de Gobierno en este momento no ayudaría a paliar la crisis en la institución porque esos funcionarios no podrían asumir los cargos hasta que el Senado los confirme.

Además, indicó que el borrador presentado ayer por Freytes, cuya renuncia será efectiva el próximo lunes 20 de febrero, no provee suficiente información para que se pueda completar el plan fiscal de la institución.

Por ello, emplazó a los miembros de la Junta de Gobierno a continuar con la elaboración del plan fiscal para evitar el escenario de que la JSF asuma las riendas del primer centro docente del País.

También dejó entrever que el Ejecutivo vería con buenos ojos que la Junta de Gobierno nombrara esta tarde a un presidente interino, rectores e iniciara el proceso de consulta para escoger a un nuevo presidente en propiedad.

En una alocución con duras palabras para los funcionarios que renunciaron a sus cargos, Rosario rechazó que la AAFAF pudiera asumir la tarea de completar el plan fiscal de la UPR.


💬Ver 0 comentarios