Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La Fundación de Investigaciones Espeleológicas del Karso Puertorriqueño (FIEKP), radicada en San Juan, y la Sociedad de Estudios Espeleológicos del Norte (SEENI) con sede en Arecibo, iniciaron una campaña para colocar letreros en varios puntos de la región del karso, para llamar la atención sobre la importancia de conservar esa región.

Las dos organizaciones espeleológicas se sumaron a los grupos y organizaciones que han criticado a la administración del gobernador Luis Fortuño por sus intentos de enmendar la Ley para la Protección y Conservación de la Fisiografía Cársica de Puerto Rico de 1999 (Ley del Karso) para dar paso a la extensión del Expreso PR-22 a campo traviesa entre Hatillo y Aguadilla, entre otros proyectos de construcción que afectarían esta sensitiva zona.

“Los beneficios que podría tener la extensión de la PR-22 y los demás proyectos que se pretenden construir por medio de las enmiendas a la Ley del Karso no justifican los impactos que tendrían sobre los servicios que el karso nos ofrece, tales como ser uno de nuestros mayores abastos de agua, y que son indispensables para el bienestar y desarrollo de Puerto Rico”, señaló José Suárez, presidente de FIEKP.

Los letreros que leen “Estás en el Karso, es agua y vida. ¡Protégelo!”, se podrán observar en las salidas hacia los municipios de Barceloneta y Manatí desde el Expreso PR-22, por donde transitan miles de personas a diario.

Luego de que las enmiendas a la Ley del Karso propuestas desde La Fortaleza no fueran aprobadas en la Legislatura durante la pasada sesión ordinaria y extraordinaria, el gobernador Luis Fortuño indicó que no tenía intenciones de volver a traer ese asunto en la sesión que comenzará en agosto.

Sin embargo, varios legisladores de mayoría, incluyendo al portavoz del Partido Nuevo Progresista en la Cámara de Representantes, Rolando Crespo, han expresado que cuentan con los votos para aprobar una medida similar, por lo que existe la posibilidad de que vuelva a ser presentada.

La región del karso es reconocida por su valor natural y servicios ecológicos tanto por agencias federales y estatales, y sus acuíferos suplen cerca de una cuarta parte de las necesidades domésticas de agua potable en toda la Isla. De la cual dependen los más de 120,000 empleos que generan la industria farmacéutica y lechera ubicadas en esa zona.

, señalaron la Fundación de Investigaciones Espeleológicas del Karso Puertorriqueño (FIEKP), y la Sociedad de Estudios Espeleológicos del Norte (SEENI).

Sostienen que en cuanto a su valor ecológico, el karso tiene el mayor número de especies de árboles por unidad de área en todo Puerto Rico, siendo a su vez el hogar de sobre 220 especies de aves, de las cuales 110 son migratorias, y además alberga 35 especies designadas como vulnerables o en peligro de extinción (10 aves, 1 reptil, 2 anfibios y 22 plantas), incluyendo algunas únicas de Puerto Rico.

Actualmente es el hogar de la mayor población de la cotorra puertorriqueña en estado silvestre, asi como el único lugar en el mundo donde habitan otras especies en peligro de extinción como el coquí llanero, la mariposa arlequín y el sapo concho, entre otras.


💬Ver 0 comentarios