Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El tema de los exámenes de reválida para médicos enfrentó hoy, miércoles, a distintos sectores de esta profesión, que asumieron posiciones encontradas sobre dos proyectos de ley que buscan regular dichas pruebas y su aplicación para evaluar a los graduados.

De un lado estuvieron dos escuelas de medicina y la Junta de Licenciamiento y Disciplina Médica, defendiendo la utilización en Puerto Rico de la prueba diseñada y utilizada en Estados Unidos, y conocida como la Usmle por su nombre en inglés de United States Medical Licensing Examination.

De otra parte estuvieron el Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico y varios estudiantes de medicina, que reclamaron que se mantenga la reválida puertorriqueña conocida también en inglés como la Puerto Rico Medical Licensing Examinatio (Prmle).

El choque de opiniones se produjo en una audiencia pública de la Comisión de Salud de la Cámara de Representantes que evalúa el Proyecto de la Cámara 557 y el Proyecto 631, ya aprobado en el Senado.

El primero propone que se adopte como la prueba única en Puerto Rico la Usmle. Mientras, el proyecto senatorial ordena a la Junta de Licenciamiento que revise su metodología de evaluación de los resultados de esa prueba y establezca un sistema de medición psicométrica para ello.

En ponencia que presentó a nombre del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico, su decano de Asuntos Académicos, Ricardo González Méndez, defendió la utilización del Usmle y rechazó que dicha prueba esté provocando que la mayoría de los graduandos fracasen.

Por el contrario, expresó, el 99% los graduados de la UPR pasan la prueba en menos de tres intentos y sobre el 90% la aprueba en su primer intento.

“El Usmle es el examen de licenciatura único que toman todos los graduados de escuelas acreditadas en Estados Unidos y sus territorios. Si bien las juntas que reglamentan la profesión médica de cada estado son los que otorgan la licencia para la práctica de la medicina, todas estas juntas aceptan la aprobación del Usmle como evidencia de que el solicitante tiene las competencias esenciales para practicar la medicina”, afirmó.

González rechazó además que los que toman estas pruebas acaban abandonando en su mayoría el país para irse a trabajar a Estados Unidos. Presentó estadísticas que asegura prueban que la mayoría de los graduados de Ciencias Médicas y que hacen su residencia aquí, se quedan en el país.

“Cualquier fuga de talento médico tiene otras razones que deben ser identificadas y atendidas, pero el requerir la aprobación del Usmle como la reválida para obtener la licenciatura para la Medicina en Puerto Rico, no es una de ellas”, aseguró.

González reclamó con que se termine en Puerto Rico con lo que llamó un “doble estándar”, que describió como “el tener dos vías para obtener la licencia para la práctica de la medicina: la de los médicos que evidencian tener las competencias y aprueban el Usmle, y los que no demuestran tenerlas y se les busca hacer acomodos”.

Por su parte la presidenta y decana interina de la Ponce School of Medicine & Health Sciences, Olga Rodríguez, se expresó totalmente de acuerdo con que se apruebe la legislación que establece que sea el Usmle la única prueba de reválida que se utilice en Puerto Rico.

Recomendó incluso que el proyecto establezca claramente que la Junta de licenciamiento dejará de administrar otros exámenes de reválida.

El presidente de la Junta de Licenciamiento y Disciplina Médica, Victoriano Quintana, cuestionó, mientras tanto, la intervención de la Legislatura en el manejo de este asunto y exhortó a tener cautela con lo que se legisle.

“Si la Asamblea Legislativa quiere prevalecer en su posición, a nuestro entender errada, veremos la consecuencias que esta intromisión tendrá en la disminución de las competencias requeridas por la Junta para todo aquel que habrá de tomar decisiones sobre la salud e integridad física de los ciudadanos”, afirmó Quintana.

“La Junta considera y propone que sólo debe existir un examen de reválida de médicos en Puerto Rico y ese debe ser el Usmle”, declaró.

En contra de esa postura se expresó el presidente del Colegio de Médicos Cirujanos, Eduardo Ibarra, quien afirmó que el proyecto parte de premisas que son incorrectas, “ya que pretende eliminar el examen local para ejercer la medicina por entender que es menos rigurosa”.

Ibarra sostuvo que el problema principal con esa reválida “es la falta de un criterio razonable al establecerse el porciento de pasantía y no necesariamente la falta de rigurosidad de las pruebas que se ofrecen en Puerto Rico”.

Favoreció que se mantenga la reválida local y afirmó que “como institución creemos que somos tan capaces de evaluarnos nosotros mismos y tener nuestras propias instituciones acreditadoras, como somos capaces de aportar a la cultura y al progreso de toda la humanidad”.

También se expresaron en contra varios estudiantes y médicos recién graduados, quienes declararon que la Junta discrimina contra quienes prefieren tomar la reválida local y los que desean tomar su reválida en español y no en inglés como se ofrece el Usmle.

La presidenta de la Comisión de Salud, la representante Lydia Mendez, informó a este medio que las audiencias continuarán con otras escuelas de medicina y otros deponentes, para luego evaluar las propuestas y actuar sobre las medidas.

Destacó que logró un acuerdo con el presidente de la Junta para que evalúe todos los señalamientos que se hicieron en las audiencias.

“Hay un acuerdo con Quintana para que en 15 días puedan evaluar todas las cosas que se discutieron, para que evalúe las recomendaciones y que incluso puedan solicitar reuniones con ellos”, expresó la legisladora.


💬Ver 0 comentarios